Teruel
Suscríbete por 1€

empleo

Tarmac estrena otras 40 plazas de estacionamiento para grandes aviones en el aeropuerto de Teruel

Corresponden a la última ampliación de la campa de aparcamiento de larga estancia, con cabida para 130 aeronaves de doble pasillo.

Imagen de la zona de la campa de larga estancia del aeropuerto de Teruel recién estrenada.
Imagen de la zona de la campa de larga estancia del aeropuerto de Teruel recién estrenada.
Tarmac

Tarmac Aragón acaba de poner en servicio la última ampliación de la campa de estacionamiento de larga estancia del aeropuerto de Teruel, con capacidad para otros 40 aviones de fuselaje ancho o de doble pasillo. La nueva zona de aparcamiento es la correspondiente a la fase IV de la campa, cuya pavimentación terminó el pasado mes de septiembre tras una inversión de dos millones de euros.

La capacidad del aparcamiento de larga estancia alcanza con la fase IV las 130 plazas para grandes aeronaves, una cifra a la que hay que sumar las 50 plazas habilitadas en dos campas provisionales de tierra situadas en la zona de suelo industrial y al sur de la campa principal. Las dos zonas de parking sin pavimentar están actualmente desocupadas.

Tarmac Aragón, empresa concesionaria del aeropuerto de Teruel para labores de estacionamiento, conservación y desmantelamiento de aviones, anuncia a través de sus redes sociales la ampliación de la campa principal y señala que de las 40 nuevas plazas tiene 20 disponibles. Esta compañía mantiene un centenar de aviones aparcados en las instalaciones turolenses tras las continuas salidas de aparatos con la recuperación del tráfico aéreo al declinar la pandemia.

El consorcio del aeropuerto, organismo integrado por el Gobierno aragonés y el Ayuntamiento, sigue adelante con sus planes para ampliar la zona de estacionamiento con el desarrollo de un Proyecto de Interés General de Aragón (PIGA) que duplicará ampliamente la capacidad total actual hasta alcanzar las 400 plazas con la anexión de otras 195 hectáreas de suelo.

Por otro lado, el consorcio ha elegido la oferta del gabinete de ingeniería Urjato S. L. para redactar el proyecto del hangar y la nave de producción destinados a la empresa Sceye, que prevé instalar en el aeropuerto una base de fabricación y lanzamiento de dirigibles que volarán a la estratosfera para proporcionar distintos servicios, como telecomunicaciones, control de la contaminación y vigilancia de incendios forestales.

Un hangar para zepelines

Seis ofertas competían por el contrato de redacción del proyecto, que partía con un precio de salida de 423.500 euros y un plazo de seis meses. La mesa de contratación del aeropuerto propone adjudicar el encargo a Urjato, que ha sido elegida con una oferta de 278.058 euros y medio año para completar el proyecto. El presupuesto para la ejecución de las obras rondará los 25 millones de euros. El hangar previsto tendrá 184 metros de algo por 74 de ancho para permitir el montaje de dirigibles de 160 metros de largo por 40 de ancho.

El proyecto de Sceye, presentado en Teruel el pasado mes de julio por el presidente aragonés, Javier Lambán, desarrollará en el aeropuerto una planta de fabricación, lanzamiento y seguimiento de zepelines que volarán a 20.000 metros de altura, por encima de las capas surcadas por la aviación comercial y por debajo de los satélites. Podrán permanecer estacionados en su área de trabajo durante meses. La base turolense generará 135 puestos de trabajo directos más 540 indirectos, según anunció el presidente de la compañía, Mikkel Vestergaard, al dar a conocer sus planes.

La empresa Sceye tiene su matriz en Suiza y su principal base operativa en Roswell en Nuevo México (Estados Unidos). Lambán señaló en la presentación del proyecto que la llegada al aeropuerto reforzará el foco industrial aeroespacial de Teruel además de alumbrar el primer "estratopuerto" del país y uno de los primeros de Europa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión