Teruel
Suscríbete por 1€

El mobiliario de la antigua residencia del campus de Teruel tiene una segunda vida

La Universidad de Zaragoza ha donado casi de 700 enseres, procedentes de los edificios a demoler, a distintas asociaciones de la provincia. 

Demolición del Colegio Anejas en Teruel.
Demolición del Colegio Anejas en Teruel.
Unizar

La demolición del Colegio Anejas y de los módulos 3 y 4 de la antigua residencia universitaria, sin uso actual, del campus de Teruel de la Universidad de Zaragoza ha comenzado este miércoles. 

Las obras culminarán con la ampliación del Campus de Teruel con cargo al Fondo de Inversiones de Teruel, financiando en partes iguales por el Gobierno de Aragón y el Gobierno de España, y con el apoyo del Ayuntamiento de Teruel, que ha cedido durante 75 años a la Universidad de Zaragoza los terrenos del colegio.

Durante estos meses atrás, la Oficina Verde del campus aragonés ha venido realizando un inventario del mobiliario de las instalaciones demolidas para buscar una reubicación en diferentes centros del propio campus, tratando de manera proactiva la recuperación de esos bienes para su reutilización en aras de la economía circular.

El mobiliario que no se pudo reubicar, ni reutilizar en sus espacios se donó a diferentes asociaciones y oenegés de la capital provincial y alrededores, con la intención de que todos los objetos que todavía se pueden utilizar tengan una segunda vida y puedan ser aprovechados por más personas, todo ello debido al compromiso de la instalación en materia de responsabilidad social.

Así, a mediados de julio se entregaron los materiales a las siete asociaciones que mostraron interés por ello. En total, se han logrado donar y reubicar un total de 694 enseres que van a ser reutilizados en diferentes ámbitos por las asociaciones Asapme, Sociedad San Vicente de Paúl, Kairoos, Fundación San Blas, Proyecto Gato, Colegio Las Viñas y Fundación Federico Ozanam.

Mesas y sillas que han sido donadas.
Mesas y sillas que han sido donadas.
Unizar

Esta iniciativa organizada por la Oficina Verde se encuentra dentro del plan de acciones de fomento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, como también lo fue la donación de materiales durante la reconstrucción de la Facultad de Filosofía y Letras del Campus San Francisco de Zaragoza, que permitió la donación de casi 400 enseres que no tenía capacidad de reutilizar.

El objetivo de las obras que comienzan esta semana es dotar al campus de Teruel de nuevos equipamientos universitarios, que contará principalmente con espacios para la investigación, un incremento de las instalaciones destinadas a la actividad física y deporte, así como una biblioteca y salas de estudio de primer nivel.

La finalidad de la Universidad de Zaragoza es que el Campus de Teruel se integre plenamente dentro de la ciudad y pueda ser un revitalizante para toda la provincia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión