Teruel
Suscríbete por 1€

aeroespacial

Una empresa de zepelines creará 675 empleos en el aeropuerto de Teruel

Los zepelines de Sceye, no tripulados, volarán a 20.000 metros para ofrecer internet de banda ancha y otros servicios.

Zepelín de la empresa Sceye
Zepelín de la empresa Sceye
Sceye

La empresa Sceye, dedicada operar dirigibles para prestar servicios de telecomunicaciones, control de la contaminación y detección de incendios forestales, entre otras actividades, se instalará en el aeropuerto de Teruel con una inversión de 35 millones de euros -cinco de ellos en equipamiento- y la creación de 135 empleos directos, según han anunciado este viernes en la capital turolense el director general y fundador de la compañía, Mikkel Vestergaard, y el presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán. El proyecto, que generará otros 540 empleos indirectos -la cifra total de puestos de trabajo generados se eleva a 675-, podría estar operativo a finales de 2024 y al primer año de actividad contará con 45 operarios.

Sceye es una empresa europea con la matriz en Suiza, aunque su actual sede de producción y operaciones está en Roswell, Nuevo Mexico (Estados Unidos). La implantación de la compañía, que reforzará el núcleo empresarial y científico aeroespacial de Teruel, se debe, según ha explicado Vestergaard, a su clima "muy favorable" para el despegue de los dirigibles, a su ubicación en el hemisferio norte por debajo del paralelo 40, al "tono" político receptivo y a la posibilidad de recibir apoyo presupuestario. Ha añadido que el primer contacto para aterrizar en Teruel fue a través de la Agencia Espacial Europea.

Los dirigibles que utilizará Sceye funcionan de forma autónoma -sin piloto- y vuelan a una altura estratosférica de 20.000 metros, por encima de las capas surcadas por aviones y drones y por debajo de los satélites. Los zepelines se propulsan con energía solar –cargada en baterías por la noche– y pueden permanecer estacionarios en vuelo sobre el territorio deseado para proporcionar servicio de internet de banda ancha a lugares de difícil cobertura de otro modo, para captar imágenes aéreas o para otras prestaciones. El responsable de la compañía en España, Alfredo Serrano, ha explicado que la resolución de las fotografías es "asombrosa" y puede detectar emisiones gaseosas nocivas y también su emisor. Entre los equipamientos proyectados en Teruel, figuran un hangar, una nave de producción y una plataforma de despegue. La planta prevista en el aeropuerto turolense se dedicará a ensamblar los dirigibles, incorporar la carga de pago, operar los vuelos y a monitorizarlos.

El presidente aragonés, Javier Lambán, ha destacado que, con el proyecto de Sceye, Teruel contará con el primer estratopuerto español y uno de los primeros de Europa. Ha señalado que la llegada de la empresa de zepelines refuerza el "ecosistema" aeroespacial de Teruel, que incrementa así sus opciones como candidata a sede de la anunciada Agencia Espacial Española.

Tanto los responsables institucionales como los de la empresa han resaltado la "alta cualificación" del empleo directo generado por Sceye, lo que obligará al Gobierno aragonés a reorientar las enseñanzas universitaria y de FP de la provincia en función de las necesidades laborales de la empresa de zepelines y de otras que puedan llegar atraídas por este nuevo nicho de actividad económica.

La consejera de Presidencia, Mayte Pérez, ha aclarado que el Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) de 2021 incluyó una partida de 2,1 millones de euros para desarrollar esta iniciativa, que, según la titular de Economía, Marta Gastón, puede recibir otro tipo de ayudas públicas.

Presentación del proyecto de la empresa de zepelines que se instalará en el aeropuerto de Teruel.
Presentación del proyecto de la empresa de zepelines que se instalará en el aeropuerto de Teruel.
Antonio García/Bykofoto

Además del centro de control de aeronaves, también se va a crear un espacio para el ensamblaje de las mismas y la integración en ellas de los equipos electrónicos, de manera que estará presente "todo el ciclo" de fabricación y uso de las mismas, ha detallado Alfredo Serrano.

Estas naves dan diferentes servicios desde su posición en la estratosfera, como internet a zonas de difícil cobertura, servicios de imagen y telecomunicaciones, monitorización del clima, control de incendios o tráficos marítimos. 

Lambán ha mostrado su satisfacción por presentar este proyecto en Teruel, una ciudad y una provincia que, como ha repetido en numerosas ocasiones, cada día suma nuevas razones para renunciar a complejos y desplegar todas sus capacidades. Esta iniciativa contribuye a reforzar el ecosistema espacial, junto con el despegue del aeropuerto a través de la empresa Tarmac y la instalación de la empresa PLD Space (dedicada a la fabricación de cohetes), así como el observatorio astrofísico de Javalambre, contribuirán a ampliar la oferta de actividades empresariales vinculadas a los cielos de Teruel. Y todas ellas reforzarán aún más la candidatura de Teruel para albergar la sede de la futura Agencia Espacial Española y convertirse en referente de la tecnología y la investigación relacionada con el cosmos.

El presidente ha puesto en valor que Teruel vaya a ser la segunda sede de la empresa, tras la que tiene instalada en Nuevo México, y por tanto, de referencia en Europa.

De los 135 empleos directos especializados en los campos de ingeniería, aeronáutica, fabricación, meteorología, tecnologías de la información y desarrollo de software, 45 se generarán ya en el primer año de operación de la empresa en Teruel. Las nuevas instalaciones de la compañía albergarán la ingeniería especializada, producción y operaciones de vuelo necesarias para proporcionar servicios comerciales en Europa Mediterránea, Oriente Medio y África.

Según la propia empresa, la existencia de un sólido ecosistema aeroespacial hace de Teruel y la Plataforma Aeroportuaria de Teruel un lugar ideal para construir un estratopuerto de primer nivel. “Nuestra colaboración con el Gobierno de Aragón nos ha ayudado a ver el potencial de Teruel”, ha afirmado el fundador y CEO de Sceye, Mikkel Vestergaard. “Podemos expandir nuestras capacidades de investigación aquí, mientras también nos preparamos para escalar nuestra capacidad de producción global para el crecimiento futuro”, ha detallado.

Este proyecto contribuye al desarrollo de la agenda de proyectos estratégicos del Gobierno de Aragón, permite impulsar la creación de empleo altamente cualificado y posiciona a Aragón como un centro europeo de tecnología, investigación e innovación aeroespacial. La disponibilidad de espacio dentro de los terrenos del aeropuerto, las operaciones de tráfico aéreo reducidas, las condiciones climáticas favorables y la existencia de un sólido ecosistema aeroespacial en Teruel y PLATA facilitan la construcción del estratopuerto.

Aunque es una empresa europea con matriz en Suiza, Sceye tiene su centro de ingeniería, producción y operaciones en Roswell (Nuevo México, EE.UU.). Desde allí voló a la estratosfera el pasado 14 de junio de 2022, como parte de seis vuelos de prueba programados para este año.

Aeronave estratosférica

Las Estaciones en Plataformas de Gran Altitud (HAPS, por sus siglas en inglés) de Sceye operarán en la estratosfera, a una altitud de 20 km. Estas aeronaves están diseñadas para permanecer sobre el área de operación durante varios meses seguidos. Desde esta posición, pueden proporcionar conectividad de banda ancha inalámbrica en áreas sin cobertura, monitorizar la calidad del aire y las emisiones de gases de efecto invernadero, detectar incendios forestales, realizar servicios de mapeo y topografía, control del tráfico marítimo y de la pesca ilegal, entre otras utilidades.

El tejido del casco patentado por Sceye está preparado para resistir las condiciones ambientales extremas de la estratosfera y optimizar la resistencia, la retención de helio y la gestión térmica. Las baterías de alto rendimiento y los paneles solares cierran el circuito de energía: proporcionan suficiente almacenamiento energético para durar hasta el amanecer y dispone de células solares altamente eficientes para generar energía durante el día. A diferencia de los satélites, las HAPS no requieren equipos receptores terrestres especiales y se pueden aterrizar fácilmente para mantenimiento y actualizaciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión