Teruel
Suscríbete por 1€

carbón

Samca reabre una mina de Camañas para extraer un ingrediente destinado a fabricar abono

La antigua explotación de lignito produce leonardita que se transporta a una fábrica de fertilizantes de Ariño.

Acopios de leonardita en la antigua mina de carbón Paula de Camañas.
Acopios de leonardita en la antigua mina de carbón Paula de Camañas.
Javier Escriche

El Grupo Samca ha iniciado la extracción de leonardita en la antigua mina de carbón Paula de Camañas, comprada en 2019 al empresario Plácido Úbeda, propietario de la cementera de Santa Eulalia del Campo. La empresa minera, que hasta ahora había concentrado su actividad en la cuenca andorrana, adquirió la explotación para aprovechar la leonardita, un mineral asociado al lignito muy rico en ácidos húmicos que se aplican a la producción de abonos.

Un portavoz de Samca ha explicado que aunque en 2021 se llevó a cabo alguna extracción testimonial de mineral, la producción de leonardita no ha empezado a nivel industrial hasta 2022. La misma fuente ha añadido que la explotación se realiza de forma "intermitente" y en función de las necesidades de la planta productora de abono Fertilizantes Organominerales de Aragón S. A. (Fogasa), radicada en Ariño. "Cuando se necesita el mineral extrae", resumen desde la empresa.

Actualmente, un equipo de camiones y excavadoras trabaja en la explotación, una labor que se prolongará durante un mes. El Grupo Samca puso en marcha la fábrica de Fogasa para generar alternativas laborales para los mineros del carbón tras el cierre de las explotaciones de interior y cielo abierto de Ariño en 2018. La leonardita aparece en las capas superficiales de los yacimientos de lignito como el de Camañas.

La alcaldesa de Camañas, Sara Ros, ha explicado que, aunque la reapertura de la mina Paula no ha generado empleo en la localidad, sí que estimula la economía local. Agrega que los trabajadores de Samca se alojan en un establecimiento de la localidad y comen en el bar del pueblo. Además, la empresa paga en torno a 10.000 euros anuales por el alquiler de los terrenos municipales donde está la mina.

La mina Paula se abrió en 2003 para explotar uno de los yacimientos de lignito más ricos de la provincia, con unas reservas estimadas en 12 millones de toneladas que, además, afloran a poca profundidad. La explotación, a cielo abierto, abasteció a la central térmica de Escucha y pequeñas cantidades de carbón se destinaron a la cementera de Santa Eulalia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión