Teruel
Suscríbete por 1€

patrimonio

Arranca la restauración de la fuente monumental de los Franciscanos de Teruel

La actuación corre a cargo de la Fundación Santa María con financiación de la Fundación Térvalis.

La fuente de los Franciscanos, vallada para proceder a su restauración.
La fuente de los Franciscanos, vallada para proceder a su restauración.
Heraldo.es

Han comenzado los trabajos necesarios para la conservación y restauración de la fuente de los doce chorros, en la Plaza de San Sebastián de Teruel frente a la iglesia de los Franciscanos. Una actuación que se suma a la que se está llevando a cabo con el mismo fin en la fuente de la Plaza de la Catedral, junto a la casa del Deán. El importe de ambas actuaciones asciende a 45.135 euros IVA incluido y los trabajos corren a cargo de la Fundación Santa María de Albarracín.

Este proyecto se enmarca en el convenio de colaboración suscrito el pasado mes de octubre por el Ayuntamiento de Teruel y la Fundación Santa María de Albarracín para la restauración del patrimonio histórico artístico de la capital. Las obras, patrocinadas por la Fundación Térvalis, tienen por objeto subsanar las lesiones existentes respetando al máximo la forma constructiva y los materiales que contienen. El convenio prevé también la restauración de la Escalinata neomudéjar.

Los trabajos contemplan la realización de pruebas con distintos consolidantes para determinar con cuál se obtienen mejores resultados, la documentación gráfica de todo el proceso, la limpieza y aspirado de todas las superficies, tratamiento biocida para la eliminación de líquenes, plantas y otros organismos vivos que se encuentran en la piedra, la eliminación de morteros descontextualizados cuando sea posible y patinado de éstos cuando no lo sea, la eliminación de eflorescencias salinas mecánicamente y posterior desalación de la piedra, la eliminación de costras negras con limpieza mecánica, láser o proyección de material, rejuntado con morteros de cal entonados en las juntas eliminadas, reconstrucción volumétrica de las molduras que se han perdido con morteros de restauración, sustitución de rejillas de filtrado/desagüe por otras de acero inoxidable, reposición de un grifo que falta en esta fuente así como la sustitución de las grapas metálicas por otras de resina. La actuación se completará con la reparación de la instalación de fontanería.

Esta fuente fue construida con sillares de piedra caliza que forman un muro que contiene la calle. Sus doce chorros están divididos en tres tramos de cuatro chorros cada uno separados por pilastras acanaladas. Se encuentra a nivel del suelo, delimitada por sillares perimetrales a modo de cubeta. Dentro de la cubeta se pueden apreciar unas losas circulares con un rebaje para apoyar los cántaros. El agua salía por unas caras de bronce fundido y en el centro de la fuente aparece una inscripción con referencia al año 1868. A principios del siglo XX la estructura presentaba una parte central con forma de curva y a ambos lados dos tramos rectos, cumpliendo uno de ellos la función de abrevadero. Debido a actuaciones posteriores en la plaza que elevaron el nivel del suelo, la fuente perdió la altura que tenía y también han desaparecido los vasos que existían a ambos lados de la misma.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión