Teruel
Suscríbete por 1€

Andorranos en cada rincón para ver el fin de la térmica

Numerosos vecinos de la villa minera y de otros municipios se subieron a los montículos situados cerca de la central para darle su último adiós

Vecinos de la zona siguieron ayer en vivo y en directo la demolición de la central.
Vecinos de la zona siguieron ayer en vivo y en directo la demolición de la central.
Jorge Escudero

Muchos vecinos de Andorra y de localidades cercanas se desplazaron ayer hasta los alrededores de la térmica Teruel para ver su anunciada demolición, algunos incluso preparados con sillas de plástico y sombrillas para combatir el intenso calor. Casi todos provistos con sus móviles e incluso con cámaras réflex para tener un recuerdo del que ha sido emblema patrimonial del territorio bajoaragonés. No solo en Andorra, desde otras localidades de la zona como Alcañiz muchos vecinos se subieron a las zonas altas para ver la demolición.

Las opiniones sobre si debía desmantelarse o no la central eran muy diversas, pero todos coincidían en que su final llega sin una alternativa real de empleo casi dos años después de su cierre. En estos momentos no hay ningún proyecto en la Villa Minera que genere empleo más allá de los trabajos de desmantelamiento, que ocupan a unas 200 personas, según cifras de Endesa; y muchas familias se están marchando.

Para Raúl López, cuyo padre trabajó en el montaje de la térmica, se tendría que haber mantenido la planta conservándola como museo aunque reconoce que eso tendría un coste y «a ver quién lo mantiene». Solo hay que tomar el ejemplo de las antiguas centrales de Escucha y Aliaga, totalmente abandonadas y en estado ruinoso la segunda. Rafael Royo se acercó desde la vecina Albalate hasta la Villa Minera. «Trabajé durante 40 años en la térmica y hoy vengo a ver su final. Es un día de sentimientos contradictorios porque te da tristeza, pero es como un entierro, aunque con pena vas a acompañar. También tiene un componente festivo, cada uno se lo toma como quiere. Son 40 años y pesa, pero todos sabíamos que tenía un fin», reconoció el albalatino.

Más kilómetros hizo Felipe Vicente, quien llegó desde Nonaspe (Bajo Aragón Caspe) para ver la central en la que trabajó construyendo las tres calderas con Narvión hace cuatro décadas. En su caso, el día tenía un carácter festivo porque aprovechó que ya está jubilado para pasar un día con su amigo Miguel de Andorra. «Es la evolución de la vida, la térmica se había quedado obsoleta y había que tirarla pero trayendo placas e industria. Lo que pasa es que aunque Teruel existe sois maños de tercera», opinó.

Un trabajador de la central durante más de tres décadas, reconoció su «pena» al ver por los suelos el que fuera su centro de trabajo. A su juicio, se pecó de «precipitación» al cerrar la planta sin alternativas laborales. Recordó que, aunque los empleados de Endesa fueron recolocados, decenas de trabajadores de la empresas subcontratadas «se han tenido que buscar la vida» y han abandonado la localidad. En los últimos cuatro años, desde que cerraron las minas de carbón, Andorra ha perdido 306 habitantes, al pasar de 7.633 de 2018 a 7.327 el año pasado.

El extrabajador aportó, no obstante, una perspectiva optimista porque, «si salen adelante todos los proyectos alternativos anunciados, puede faltar mano de obra en Andorra». El último anuncio al respecto fue la previsión de que Oxaquim construya una planta de ácido oxálico en la villa minera con 370 millones de inversión y 380 empleos, más de los que tenía la central al dar el cerrojazo.

Para evitar que la presencia de curiosos generará situaciones de peligro, la Guardia Civil desplegó 80 agentes para vigilar el perímetro de seguridad. Utilizó un helicóptero y un dron térmico para detectar la posible presencia de intrusos cerca de la central al realizar la voladura. Según explicó el subdelegado del Gobierno, José Ramón Morro, si se hubiera dado este supuesto, la demolición se hubiera suspendido hasta expulsar al infractor. No ocurrió, y a las 11,30, la hora prevista, las torres estallaron ante el pasmo del público asistente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión