Teruel
Suscríbete por 1€

UN referente industrial de 40 años

Así ha sido la demolición de las tres emblemáticas torres de la central térmica de Andorra

Casi 300 kilos de explosivos han servido para demoler una de las principales estructuras de la planta, cerrada desde 2020.

Gif demolición torres Andorra
Gif demolición torres Andorra
HA

Dos segundos antes de que el sonido de la explosión llegara a los oídos de los presentes, las tres torres de la central térmica de Andorra ya habían desaparecido. La desincronización se debe a los, aproximadamente, 700 metros que separaban los símbolos de Andorra de la plataforma instalada para seguir el acontecimiento histórico con total seguridad. Además de los representantes de Endesa, asistían vecinos y más de 70 periodistas acreditados.

La voladora de las torres de la central de Andorra, vista desde el aire
La voladora de las torres de la central de Andorra, vista desde el aire
HA

Así, a las 11.30 de este viernes, 13 de mayo, conforme a lo previsto, las torres han desaparecido para siempre.

El director general de Generación de Endesa, Rafael González, ha señalado a los medios de comunicación que este es un proceso importante que forma parte del desmantelamiento de la central y representa la conclusión de una etapa de más de 40 años en la cual "hemos desarrollado una actividad de producción de energía con carbón y hemos vertebrado el territorio". 

El Bajo Aragón histórico ha dicho así adiós a una de sus principales señas de identidad durante los últimos cuarenta años, la térmica de Andorra, cerrada desde 2020. Desaparecerá un referente industrial que ha liderado la creación de puestos de trabajo y que ha sido una imagen representativa del territorio. La demolición de la chimenea, de 343 metros de alto y la segunda estructura más alta del país, queda pendiente para 2023.

ASÍ HA SIDO LA VOLADURA DE LAS TRES TORRES DE LA CENTRAL DE ANDORRA Casi 300 kilos de explosivos han servido para demoler una de las principales estructuras de la planta, cerrada desde 2020.

Por primera vez en España, se han demolido tres centrales de refrigeración de forma simultánea. Sus 107 metros de alto y 83 de diámetro se convertirán en 37.000 toneladas de escombros. Para lograr su voladura se han empleado 270 kilos de explosivos, incrustados con 402 barrenos en cada una. Para minimizar el efecto de la nube de polvo al caer las torres, se ha instalado un circuito con 38 piscinas también con detonantes. Las medidas de seguridad son extremas y la planta se perimetró sin posibilidad de acceso a 800 metros alrededor.

 

Loading...

Para cubrir informativamente la excepcional operación de demolición, se han acreditado 15 medios de comunicación y alrededor de 40 profesionales entre periodistas, cámaras y fotógrafos.

 

Entre las voces surgidas en contra del derribo, figuran el PP, Teruel Existe, Ciudadanos y Vox, una formación que ya ha anunciado que se concentrará como señal de protesta por el que califican de «irresponsable suicidio colectivo que condena a España a renunciar definitivamente a tener soberanía energética». Ciudadanos también ha confirmado que estará presente lamentando «la falta de proyectos antes del cierre y el desastre económico y social que ha supuesto su clausura». Teruel Existe se movilizará para «protestar» por «la destrucción del patrimonio industrial», que tachan de «falta de sensibilidad»

El PP no ha estado este viernes en Andorra pero el pasado miércoles convocó una rueda de prensa para denunciar que con la demolición «desaparece el motor económico» del Bajo Aragón «sin alternativa» y con unas empresas y puestos de trabajo «que se prometieron en campaña y que no han llegado».

Por su parte, desde la ejecutiva comarcal de CC. OO. de Andorra mostraron a través de un comunicado su «profundo rechazo» por la organización de un acto público y su correspondiente tribuna. Lamentan «el espectáculo» que se ha generado en torno al desmantelamiento de la planta y califican este evento de «poco respetuoso» con los trabajadores que perdieron su empleo con el cierre de la central y que están a la espera de alternativas laborales.

La consejera de Presidencia, Mayte Pérez, criticó a los partidos que transmiten una imagen de Teruel «decadente y de caos» y la contrapuso al reciente anuncio de la instalación de Oxaquim en Andorra con una inversión de 370 millones de euros y la generación de 380 empleos. «Donde durante el siglo XX se extraía carbón habrá un complejo tecnológica» que será un «referente mundial», afirmó. Pérez reconoció, no obstante, que el convenio para la transición justa de la cuenca andorrana avanza «más lento» de lo que le gustaría al Gobierno aragonés e instó al Ministerio para la Transición Ecológica a «acelerar el ritmo».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión