Teruel
Suscríbete por 1€

patrimonio natural

Un olivo milenario de Belmonte de San José, el primero de Aragón catalogado como árbol singular

Tiene un perímetro de tronco de 5,45 metros tomado a 1,3 metros del suelo y su edad se calcula entre 800 y 1.000 años.

Jorge Cervera, propietario de la Olivera de Cervera, posa junto al ejemplar milenario catalogado como árbol singular de Aragón.
Jorge Cervera, propietario de la Olivera de Cervera, posa junto al ejemplar milenario catalogado como árbol singular de Aragón.
Alberto Bayod

El Bajo Aragón ha puesto en marcha la catalogación de sus olivos más singulares para completar así el trabajo que ya se llevó a cabo en las localidades de cuenca del Mezquín, que, en un proyecto conjunto con la comarca del Matarraña, han inventariado todas sus oliveras centenarias. La catalogación bajoaragonesa se completará a lo largo de 2022 y, según unas primeras estimaciones, abarcará varias decenas de ejemplares que, como criterio general, deberán tener un perímetro de tronco superior a los tres metros y medio a una altura del suelo de 1,3 metros. Este indicador ha sido utilizado habitualmente para determinar si un olivo es milenario.

El catalogo comarcal se pone en marcha la misma semana que la DGA ha incluido un olivo de Belmonte de San José, la Olivera de Cervera, en el Catálogo de Árboles Singulares de Aragón. Se trata del primer olivo que consigue esta consideración, un logro que responde a su interés patrimonial y natural. Destaca por su excepcional longevidad –su edad se fija entre 800 y 1.000 años– y dimensiones, con un perímetro de tronco de 5,45 metros a 1,3 metros del suelo. Este gigante está, además, en producción y en buen estado vegetativo.

Las declaración como árbol singular de Aragón conlleva el establecimiento de un área de protección de cinco metros alrededor de la copa. La Olivera de Cervera tiene un perímetro de tronco a ras de suelo de 11 metros y un diámetro de copa de 7,6, con una altura de 5,4 metros y un estado sanitario "bueno", como señala la orden de declaración publicada en el BOA el pasado miércoles firmada por el consejero de Agricultura, Joaquín Olona, que tiene en cuenta "el gran porte, tamaño y avanzada edad del olivo, así como su valor cultural".

El alcalde de Belmonte, Alberto Bayod, manifiesta su "orgullo" porque el primer olivo incluido en el Catálogo de Árboles Singulares de Aragón sea de la localidad. "Cuando se plantó este árbol, Belmonte todavía no existía", cometa el alcalde. Pertenece, además, a una variedad muy minoritaria en todo el Bajo Aragón, la reusenca, anterior a la llegada de la empeltre, hoy mayoritaria.

Bayod señala que la Olivera de Cervera es la más grande de los 26 ejemplares centenarios catalogados en el municipio. Destaca la atención que le prestan el propietario, Jorge Cervera, y el agricultor que la cultiva, Marcos Zurita, que tienen el árbol "cuidado y mimado" para que esté en producción mil años después de ser plantado.

Ejemplar de la variedad manzanella, autóctona de los pueblos del Mezquín.
Ejemplar de la variedad manzanella, autóctona de los pueblos del Mezquín.
Fernando Zorrilla.

La catalogación de los olivos excepcionales del Bajo Aragón está incluida en el proyecto "Tierra de centenarias", promovido por el Área de Patrimonio de la Comarca y que pretende, según el coordinador de la iniciativa, Fernando Zorrilla, "el reconocimiento a la olivera como árbol que identifica y simboliza el territorio bajoaragonés".

Catálogo de olivos monumentales del Bajo Aragón

Zorrilla señala que el inventario de olivos excepcionales del Bajo Aragón será "flexible" y podrá incluir ejemplares que no alcancen los 3,5 metros de perímetro si alguna otra característica los hace únicos. Recuerda que los árboles viejos y de grandes dimensiones son escasos porque los agricultores han tendido a sustituirlos por plantaciones jóvenes más fáciles de cultivar y cosechar. Apela a la colaboración ciudadana para localizar olivos dignos de figurar en catálogo comarcal, que quedará recogido en un publicación.

Entre los primeros resultados del proyecto, figura la identificación de una variedad de olivo solo detectada en tres pueblos del Mezquín –Belmonte, Torrevelilla y La Codoñera–, la manzanella del Mezquín, que supone una parte muy pequeña del total del olivar frente al predominio abrumador de la empeltre. La escasa producción de la manzanella ha podido provocar su escasa implantación.

Zorrilla considera que existen una decena de variedades "minoritarias" en el olivar bajoaragonés –una de ellas, la manzanella–, que suponen, en conjunto, en torno al 5% del olivar. La singularidad genética de la manzanilla ha sido recientemente constatada por el servicio de identificación varietal del olivo de la Universidad de Córdoba. La catalogación incluye la descripción física y el análisis genético.

Rutas por el olivar

La Comarca del Bajo Aragón organiza el programa "Tierra de centenarias" para divulgar y promocionar como recurso turístico sus grandes olivos. La primera de las actividades es una ruta que partirá el próximo 8 de mayo de Belmonte de San José para visitar la Olivera de Cervera, que acaba de ser incluida en el Catálogo de Árboles Singulares de Aragón. El 5 de junio habrá un recorrido por Torrevelilla y La Codoñera para divulgar la variedad autóctona de olivos manzanella. También habrá una ruta el 17 de septiembre por Cañada de Verich, La Ginebrosa, Aguaviva, Las Parras y Jaganta para conocer sus molinos y olivares. El 20 de noviembre el recorrido olivarero, centrado el empeltre, pasará por Calanda, Castelserás, Torrecilla, Alcañiz y Valdealgorfa. La programación, con actividades gratuitas, incluirá un concurso de fotos y otro de relatos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión