Teruel
Suscríbete por 1€

Los 45 ucranianos que llegaron a Andorra serán reubicados

El municipio pretende facilitar la integración social y bienestar de las 17 familias y espera recibir a 200 refugiados más.

Antonio Amador, alcalde de Andorra, junto a la representante de Forestalia, Ana Cristina Fraile, en su visita al centro este martes.
Antonio Amador, alcalde de Andorra, junto a la representante de Forestalia, Ana Cristina Fraile, en su visita al centro este martes.
C. Ortiz

Los 45 refugiados ucranianos que llegaron este pasado jueves a Andorra serán trasladados a un conjunto de apartamentos del propio municipio. Pese a que el primer destino para su acogida fue el centro Ítaca de la localidad, ahora se busca que las 17 familias puedan disponer de su propio espacio y así asegurar su bienestar e integración social en la villa minera. Para ello, el Ayuntamiento de Andorra junto a Forestalia pone a disposición un grupo de viviendas que han sido acondicionadas por la empresa pública Suelo y Vivienda de Aragón para su reubicación, tal y como explicaron el alcalde, Antonio Amador, y la representante de Forestalia, Ana Cristina Fraile, en su visita al centro este martes.

Desde el momento en el que se iniciaron los trámites para recibir al grupo de ucranianos, la corporación municipal tenía claro que no solo bastaba con traerlos hasta Andorra en un autobús, sino que una vez llegaran también debían poder atender todas sus necesidades como ciudadanos. Un objetivo que fue compartido desde un principio por Forestalia, empresa que colaboró en la organización del viaje de su desplazamiento. "Debemos ponernos en su situación, son familias que tenían una vida normal y de repente se han tenido que ir hasta un país al que llegan completamente desubicados. Estamos trabajando para darles la garantía de que aquí podrán tener un futuro", afirmó el alcalde durante la visita.

Plan de acompañamiento

El pueblo entero se ha volcado en su bienvenida. El mismo día después de su llegada los vecinos del municipio se acercaron al centro para llevar juguetes a los más pequeños y recibir a todas las familias que todavía están conociendo el terreno. Se ha contratado a personal específico para agilizar procesos legales y administrativos, y temas como la escolarización de los menores o el acceso a la sanidad, así como las necesidades básicas de manutención, las cuales están siendo resueltas por las mismas entidades oficiales. "Pretendemos acompañar a todas las personas que vienen para guiarlas hasta su máxima autonomía dentro de las necesidades y deseos que vayan teniendo", explicó Fraile. Para ello, se ha ideado un plan de acompañamiento en el que también se ofertará la realización de cursos de español.

Otro de los puntos importantes en el proceso de integración es su entrada al mercado laboral. Antes de la guerra, los adultos del grupo ejercían diversas profesiones en su país natal. Andorra quiere otorgar la posibilidad de que puedan continuar con sus oficios dentro de las posibilidades que el pueblo ofrece, por lo que también se brindará formación para su capacitación laboral. "El municipio se encuentra en un momento en el que actúa como foco de atracción de diversas empresas. Desde el Ayuntamiento confiamos en poder seguir generando empleo para todo aquel que quiera venir", defendió Antonio Amador.

Este es el primer grupo de refugiados que Andorra tiene previsto recibir desde Ucrania en las próximas semanas, con un máximo de hasta 250 personas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión