Teruel
Suscríbete

SEMANA SANTA EN TERUEL

Tres años bordando un manto para la Virgen de Nuestra Señora de la Esperanza de Teruel

Maribel García ha cumplido su sueño: decorar con hilo de oro el terciopelo verde que lucirá este Jueves Santo la imagen.

Maribel García, en plena labor. Ha empleado más de 5.000 horas para bordar el manto.
Maribel García, en plena labor. Ha empleado más de 5.000 horas para bordar el manto.
Javier Escriche

Cuando Maribel García llegaba a casa estas últimas semanas después de haber estado trabajando por el día en su taller de costura, todo lo veía de color áureo. Y no era para menos. Lleva tres años bordando con hilo de oro, mañana tarde y noche, el manto de color verde que la Virgen de la Esperanza de la capital turolense estrenará esta Semana Santa.

Cuenta que no ha mirado el dinero, pero lo cierto es que ha tenido que invertir bastantes ahorros para poder culminar su obra de arte, y eso sin contar las más de 5.000 horas de labor que ha dedicado gratuitamente a su proyecto. Sirva como ejemplo que Maribel necesitó 20 metros de tela de terciopelo para confeccionar el manto, un tejido nada asequible, teniendo en cuenta que cada metro se vende a unos 70 euros.

En el hilo dorado se le fue otro pico, pues un carrete pequeño de este material cuesta 20 euros y fueron necesarios dos decenas de ellos. Contó, no obstante, con el apoyo de la Hermandad de Jesús Atado a la Columna y Nuestra Señora de la Esperanza, a la que ella pertenece como cofrade. Esta asociación aportó los 729 euros que costó el fleco, también dorado, que rodea la gran capa que llevará la talla religiosa y que mide cinco metros de largo por cinco de ancho.

"¡Todo sea por la Virgen!", afirma entusiasmada la bordadora, para quien la inauguración del manto el próximo Jueves Santo en la Procesión General de la Semana Santa turolense supondrá "un momento muy emocionante". "El otro día terminé, por fin, el trabajo y me eché a llorar de la alegría y la tensión que he acumulado a lo largo de este tiempo", confiesa.

La mujer recuerda que todo comenzó cuando, de muy niña, en Alcañiz -a donde temporalmente se mudaron sus padres con ella y sus cuatro hermanos desde su Caminreal natal-, los Reyes Magos le trajeron un bastidor.

De tanto dar puntadas en él, aguja e hilo en mano, cada tarde de verano sentada a la puerta de su casa mientras los adultos charlaban, se convirtió en una artista del bordado y a esta tarea artesanal dedicó su tiempo libre de ahí en adelante. Maribel tendría entonces apenas cinco años.

La familia García se trasladó después a Teruel y fue allí, a principios de la década de los 60, donde Maribel, con tan solo ocho años, sintió su particular conexión con la imagen de Nuestra Señora de la Esperanza. "Fui a la procesión, como tantas otras personas, y al ver a la Virgen dije: ¡qué cosa más bonita!", recuerda ahora, mientras da los últimos retoques al manto. Años más tarde, en 2008, bordaría el palio que todavía protege y realza este paso procesional, asumiendo, además, durante más de cuatro décadas -de 1970 a 2015- la tarea de vestir la talla religiosa antes de que desfile cada Jueves Santo por las calles de Teruel.

Pero la bordadora no se quedó tranquila. El color verde del palio por ella confeccionado no era de la misma intensidad que el del manto que la imagen religiosa llevaba desde que llegó a Teruel procedente de Valencia en 1961. Por ello, no ha descansado hasta regalar a la Virgen un nuevo manto de idéntico tono al del palio.

Maribel declara su devoción por Nuestra Señora de la Esperanza, a la que reza todas las mañanas y pide salud para ella y los suyos. "Es mi Virgen; con ella me siento protegida. Le debo mucho, nunca me ha abandonado, a su lado todo va bien", afirma.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión