Teruel
Suscríbete por 1€

fiestas

Las Bodas de Isabel de Teruel vuelven a la calle, pero con menos público del habitual

La fiesta medieval introduce novedades en el guion, como el casamiento de la protagonista por efecto de un hechizo.

Bodas de Isabel de segura en Teruel. Boda entre Isabel de Segura y Don Pedro de Azagra. Foto Antonio Garcia/Bykofoto 25/03/22[[[FOTOGRAFOS]]]
Bodas de Isabel de segura en Teruel. Boda entre Isabel de Segura y Don Pedro de Azagra. Foto Antonio Garcia/Bykofoto 25/03/22[[[FOTOGRAFOS]]]
Antonio Garcia/Bykofoto

"Hemos vuelto". Ha sido este viernes la expresión más repetida en los discursos de la fiesta medieval de las Bodas de Isabel de Segura, que ha vuelto a apoderarse de las calles de Teruel tras el parón de 2021 impuesto por la pandemia. La presente edición ha celebrado su primer acto multitudinario, la ceremonia nupcial entre Isabel y Pedro de Azagra, con una nutrida presencia de público, pero con más huecos en la plaza de la Catedral de los propios de un año normal. Los ecos de la pandemia, unidos al riesgo de lluvias y a la crisis derivada de la subida de precios y la guerra de Ucrania, han mermado la afluencia de visitantes.

La fiesta, que recrea la leyenda de los Amantes de Teruel y la ciudad del siglo XIII, ha incorporado algunos cambios en el guion teatral respecto a la última edición presencial, la de 2020. Isabel de Segura –interpretada por Alba Sánchez– ha llegado a su boda con Azagra –encarnado por Ramón Bronchal– con retraso y acusando los efectos del encantamiento que le hizo olvidar su promesa de amor a Diego. El hechizo, una novedad incorporada en 2022, le ha hecho dudar a la hora de contraer matrimonio y hasta le permitido ver a Marcilla en una alucinación. Tras la boda, los dos recién casados han recorrido las calles de la ciudad para saludar al público.

Los encargados de leer el pregón que marcó el inicio oficial de la fiesta han sido dos representantes de la Encomienda Templaria y Hospitalaria, que repasaron la creación e historia de esta agrupación recreacionista que colabora en la organización de la fiesta y en el control de los espacios destinados a la escenificación. Los pregoneros, José Luis Muñoz como el hospitalario "Muñoz de Concud" y Alberto Betolaza como el templario "Cenarro de Celfa", han concluido su discurso reclamando para las Bodas de Isabel la declaración de interés turístico internacional. Sería, a su juicio, un justo reconocimiento a la calidad de la fiesta, con un crecimiento «más rápido» del previsto por los organizadores.

Entrega del Tirwal de Honor a Angelines Polo por la Federación de grupos recreacionistas.
Entrega del Tirwal de Honor a Angelines Polo por la Federación de grupos recreacionistas.
Antonio Garcia/Bykofoto

La alcaldesa, Emma Buj, al valorar la recuperación de la fiesta callejera, ha sentenciado: "Hemos vuelto". La misma expresión que ha utilizado el presidente de la Federación de Asociaciones de las Bodas de Isabel, Fran Martín, en el acto de entrega del premio Tirwal a Angelines Polo, exjefa de protocolo del Ayuntamiento, por su contribución a la fiesta.

La última y la primera

Emma Buj ha afirmado que la jornada ha sido muy emotiva por el reencuentro festivo. Ha recordado que las Bodas fue "la última gran fiesta que se celebró en España antes del confinamiento y ha sido una de las primeras celebradas al recuperar la normalidad". Añadió que, a pesar de no recuperarse "al cien por ciento", la ciudad registra una importante presencia de turistas y el evento contribuye a "activar la economía de Teruel y a transmitir alegría por vivir".

Este sábado llega el acto más masivo del programa, la llegada y muerte de Diego de Marcilla.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión