Teruel
Suscríbete por 1€

Aparece el cadáver de un hombre en el coche que ardió en la gasolinera de Mora

El siniestro obligó a desalojar a 15 vecinos de casas cercanas ante el peligro de una explosión de combustible.

La Guardia Civil intenta apagar el coche incendiado en la gasolinera
La Guardia Civil intenta apagar el coche incendiado en la gasolinera
HA

El cadáver de un hombre de unos 60 años apareció la noche de este jueves dentro de un coche que ardió en la gasolinera de Mora de Rubielos. El cuerpo sin vida de la víctima, que podría ser el propietario del vehículo -un vecino de la vecina localidad de Valbona-, fue localizado tras la extinción de fuego que consumió el turismo.

Una fuente vecinal de Valbona señaló que el fallecido había tenido algunos altercados con truficultores por la sustracción de trufas. El alcalde de Mora de Rubielos, Hugo Arquímedes Ríos, apuntó la posibilidad de que el coche ardiera porque su propietario le prendiera fuego voluntariamente. La Policía Judicial de la Guardia Civil inició la investigación del suceso.

Ríos relató que el dueño del turismo siniestrado fue visto por la tarde deambulando por la localidad "borracho y descalzo". Añadió que los guardias civiles le trasladaron al centro de salud de la población para que recibiera curas en los pies porque los llevaba "ensangrentados".

La Guardia Civil intenta apagar el coche incendiado en la gasolinera
La Guardia Civil intenta apagar el coche incendiado en la gasolinera
HA

El incendio obligó a desalojar de sus casas a 15 vecinos. La evacuación de las seis viviendas más próximas al foco de las llamas fue ordenada como medida de precaución ante el peligro de que se produjera una explosión, porque el vehículo ardió encima de los depósitos de combustible.

El turismo quedó completamente consumido por el fuego bajo el cobertizo de la gasolinera en torno a las 22.00. Mientras llegaba una dotación de bomberos del parque de Teruel, los alguaciles del Ayuntamiento y los guardias civiles destinados en la localidad intervinieron con mangueras de agua para intentar apagar el fuego.

El alcalde destacó la intervención de los agentes por su "gran labor" para contener el incendio hasta que llegó una dotación del parque de extinción de la capital turolense. Ríos explicó que las ruedas del coche incendiado estallaron como consecuencia del fuego, aunque, afortunadamente, la temida explosión del combustible de los depósitos de la estación de repostaje no llegó a producirse.

El incendio quedó controlado en torno a las 23.00 con la llegada de los bomberos de Teruel, que tras a apagar las llamas procedieron a inspeccionar las viviendas cercanas por si habían sufrido algún daño como consecuencia del siniestro. Tras constatar que las casas no presentaban desperfectos, autorizaron la vuelta de los vecinos.

La virulencia de las llamas y el peligroso lugar en el que se registró el incendio crearon alarma vecinal. Los desalojados pudieron regresar a sus hogares en torno a la medianoche. La vuelta a los domicilios empezó por las viviendas que estaban más lejos del lugar del incendio y terminó con las ubicadas junto a los surtidores.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión