Teruel
Suscríbete

Teruel

Quejas en la estación de tren de Teruel por los trasbordos en bus debido al corte de la vía

Los viajeros mostraron su malestar por las molestias que ocasiona pasar del tren al bus cargado de maletas y de que este último medio de transporte es más lento que el ferrocarril.

El inicio del corte de la línea de tren Zaragoza-Teruel-Valencia por obras y los obligados trasbordos en autobús para salvar el tramo en el que se trabaja, que va de Caminreal a Valencia, generaron este jueves protestas entre los viajeros. Estos se quejaron de las molestias que ocasiona pasar del tren al bus cargado de maletas y de que este último medio de transporte es más lento que el ferrocarril, al tener que desviarse constantemente el autobús de la A-23 para entrar en cada estación ferroviaria a recoger pasajeros.

"Ahora, ir de Valencia a Teruel cuesta más tiempo, pero el billete es igual de caro; no sé por qué los viajeros tenemos que pagar estos problemas", afirmó un hombre, Chema R., que aguardaba en la estación de tren de Teruel para ir a Zaragoza. "Este transporte no se lo curran nada, es una pena", dijo en alusión a otros cortes registrados en la vía, el último, durante un fin de semana a finales del pasado mes de octubre y el anterior, de julio a octubre de 2019.

Una pareja, Samuel y Ana, que bajaron en Teruel del autobús procedente de Caminreal, calcularon que el trayecto por carretera había durado media hora más que si lo hubieran hecho con el tren. "Si sirven para algo estas obras, al menos, habrá valido la pena", destacaron.

"Habrá que soportarlo"

Con la misma resignación se expresó otra usuaria, Conchi Rubio, quien, no obstante, lamentó "lo deficiente que es, en general, la comunicación en Teruel, con escasos servicios tanto de autobuses de línea regular como de tren". Noemí Chordá, que esperaba para subir al autobús en dirección a Valencia, advirtió de que la situación "desanima" a la hora de coger el tren, "pero si es para que arreglen la vía, habrá que soportarla".

El corte de la conexión ferroviaria entre Zaragoza y Valencia a través de Teruel comenzó este jueves y durará dos semanas, hasta el 3 de diciembre. En este plazo de tiempo, Adif suprimirá las tres últimas limitaciones de velocidad que quedan en la línea -una en Monreal del Campo y las otras dos en las cercanías de la capital turolense-, mejorará varios pasos inferiores y avanzará en la construcción de apartaderos de 750 metros, entre otras actuaciones.

La infraestructura está inmersa en un proceso de modernización que tiene por objetivo hacerla más competitiva, especialmente para el transporte de mercancías. El Plan Director en el que se enmarcan las obras contempla una inversión global de 441 millones de euros, de los que ya se han movilizado más de 200.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión