Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

teruel

Piden más de 50 años de cárcel para el Rambo de Requena por el tiroteo en Muniesa

El abogado de los dos guardias civiles agredidos por el delincuente, uno de los cuales resultó herido grave, lo acusa de dos intentos de asesinato

Momento en que la Guardia Civil detuvo al Rambo de Requena en un monte de Andorra el 8 de junio de 2020,
Momento en que la Guardia Civil detuvo al Rambo de Requena en un monte de Andorra el 8 de junio de 2020.
Heraldo

Pedro Lozano Jiménez, apodado el Rambo de Requena, se enfrentará a penas de más de 50 años de prisión por el tiroteo con dos agentes de la Guardia Civil que protagonizó el 8 de junio de 2020 en Muniesa y que acabó con uno de los guardias herido de gravedad.

Se trata de la condena que pedirá para el delincuente valenciano el abogado de los dos agentes agredidos, Jorge Piedrafita, quien ya prepara su escrito de acusación una vez que el Juzgado de Calamocha ha terminado la instrucción de la causa y ha remitido las actuaciones a la Audiencia Provincial de Teruel para que enjuicie los hechos. Falta por conocer la petición de la Fiscalía y de la defensa del investigado.

Piedrafita acusa al Rambo de Requena de dos asesinatos en grado de tentativa, atentado grave a la autoridad, lesiones graves, tenencia ilícita de armas y robo, delitos para los que el Código Penal contempla penas que suman más de 50 años de prisión. "Se trata de hechos muy graves que casi cuestan la vida a dos agentes de la Guardia Civil que estaban protegiendo a los ciudadanos para que nadie se viera afectado por lo que sucedía", destaca el abogado.

Piedrafita relata que Lozano disparó con una escopeta a los dos agentes cuando estos iban a identificarlo tras verlo en el vehículo que había robado antes. Era mediodía y el delincuente, buscado por la Policía desde hacía meses por robos cometidos en Valencia, había iniciado por la mañana una alocada huida desde El Castellar, donde sustrajo un coche todo terreno con el que llegó a Muniesa.

Tras el tiroteo, el Rambo de Requena robó una furgoneta y se dirigió a Andorra, pero el vehículo se quedó atascado en un callejón sin salida y Lozano se subió a otro coche amenazando al conductor para que le ayudase a escapar. Tras bajarse a las afueras de Andorra, emprendió una huida a pie durante tres kilómetros por el campo hasta que fue detenido por la Guardia Civil en el monte de la Paloma. El delincuente se enfrentó a tiros con los agentes. Al recibir un disparo en la pierna, fue capturado y evacuado a un hospital.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión