Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

municipal

Los impuestos se congelarán en Teruel en 2022 y el de circulación bajará un 3%

La propuesta de ordenanzas del equipo de gobierno PP-Cs prevé bonificaciones del IAE a las empresas por haber mantenido el empleo durante 2021.

Ramón Fuentes, Emma Buj y Rocío Féliz se disponen a informar sobre la revisión de ordenanzas.
Ramón Fuentes, Emma Buj y Rocío Féliz se disponen a informar sobre la revisión de ordenanzas.
Heraldo.es

Los impuestos, tasas y precios públicos no subirán en 2022 en Teruel, de acuerdo a la propuesta que este jueces ha presentado el equipo de gobierno PP-Cs al resto de grupos municipales en la Comisión de Hacienda. La alcaldesa, la popular Emma Buj, ha presumido de que, con el año que viene, el Ayuntamiento sumará "diez años sin subir los tributos e incluso bajándolos".

Aunque la gran mayoría de los impuestos se mantendrán congelados respecto a 2021, el equipo de gobierno plantea algunas rebajas puntuales, como la del impuesto de circulación, que se recortará un 3%, con lo que sus tarifas acumulan un retroceso del 9% en tres años.

La rebaja impositiva a los vehículos de tracción mecánica supondrá una merma de los ingresos municipales de 72.672 euros, según ha informado la concejala delegada de Hacienda, la popular Rocío Féliz de Vargas. El impuesto de circulación incorpora bonificaciones para los vehículos eléctricos o sin emisiones, así como a los híbridos. Por el contrario, se penalizan los coches viejos para, según ha indicado la alcaldesa, fomentar la renovación del parque automovilístico.

Los propietarios que destinen viviendas a la bolsa de alquiler social municipal tendrán un descuento del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) del 30% y la misma ventaja se aplicará a las viviendas que instalen sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar. El impuesto de construcción se bonifica entre un 10% y un 25% para las obras que permitan utilizar la energía fotovoltaica.

También se ponen en marcha para 2022 descuentos en el impuesto de actividades económicas (IAE) para las empresas que hayan mantenido sus plantillas en 2021. El primer teniente de alcalde, Ramón Fuertes, de Cs, explica que las compañías de entre 25 y 49 trabajadores obtendrán un ahorro del 50% y las de más de 50 empleados, del 75%.

Las ordenanzas incorporan una nueva tarifa por la utilización del nuevo centro social contiguo al conservatorio de San Julián, que se abrirá al público a finales de 2021. Los precios son "iguales" a los aplicados en otras instalaciones municipales, según el equipo de gobierno.

La alcaldesa ensalzó a "los equipos de gobierno del PP y su coalición con Cs, que son siempre garantía de impuestos bajos". Ha alardeado de la propuesta de revisión de las ordenanzas, porque, según ha dicho, es un compendio "de buenas noticias". Ha explicado que las rebajas propuestas por populares y liberales comportarán una merma total de los ingresos municipal de 800.000 euros, un recorte para las arcas municipales que el equipo de gobierno asume "gustosamente" porque redunda en menos tributos para los ciudadanos.

Ha resaltado que la década de bajada de presión fiscal se ha llevado a cabo "sin menoscabo" de la capacidad de gasto del Ayuntamiento, un resultado que ha atribuido al "saneamiento" de las arcas municipales. Ramón Fuertes también ha sacado pecho por las bajadas impositivas, que ha explicado "por la buena gestión económica" y por la capacidad del Ayuntamiento de "hacer más con menos".

Tras la presentación de la propuesta de ordenanzas por PP y Cs, la semana que viene se celebrará otra Comisión de Hacienda para debatir las propuestas del resto de grupos municipales antes de la aprobación definitiva en el pleno para que las nuevas tarifas entren en vigor el 1 de enero de 2022. El equipo de gobierno sostiene que las modificaciones introducidas respecto a 2021 buscan "una ciudad más inclusiva y sostenible".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión