Teruel
Suscríbete por 1€

educación

Los alquileres asequibles atraen a familias con niños a Argente

El pueblo, con 193 habitantes, ha pasado de un aula en el curso anterior a dos y tiene expectativas de seguir ganando alumnado con proyectos generadores de empleo

Los escolares de Argente posan en el patio.
Los escolares de Argente posan en el patio.
Heraldo.es

Argente, con 193 habitantes, celebra el aumento de su población escolar    desde el pasado curso de 9 a 12 niños para pasar de tener un aula a dos, algo que no ocurría desde hace 10 años. La llegada de siete familias en los últimos años atraídas por la facilidad de acceso a una vivienda digna por un precio asequible ha permitido que también los escolares vayan en aumento.

El Ayuntamiento rehabilitó seis viviendas que alquila al módico precio de 150 euros al mes, y tiene en puertas una sexta casa, que, según adelanta el alcalde, Francisco Ramo, está ya apalabrada con unos inquilinos. La mayoría de las familias atraídas con el señuelo de una casa a buen precio trabajan en la granja de Huevos Guillén de la vecina Perales del Alfambra.

Ante el buen resultado de la experiencia, el Consistorio planea construir otras ocho viviendas de nueva planta para alquiler social en las que podrían tener cabida los trabajadores que llegarán con el proyecto de dos grandes granjas de porcino en tramitación que generarán 26 empleos directos. El alcalde está convencido de que con la oferta de viviendas y trabajo asegurado la ampliación del colegio no es un hecho puntual, sino que tendrá «continuidad en el tiempo».

Vanesa Maudós es una de las madres que llevan sus niños –de 6, 5 y 2 años– al colegio de Argente y que vive con su familia en una casa del Ayuntamiento. Explica que disponer de una vivienda a un precio asumible es «importante» para elegir el pueblo como lugar de residencia. Su marido se encarga de explotar la panadería municipal y Vanesa señala que esta ocupación, que le obliga a empezar a trabajar de madrugada, sería «difícil de compaginar con vivir en otro pueblo».

Francisco Ramo indica que la prevista instalación de tres parques fotovoltaicos en el pueblo generará unos ingresos extra al Ayuntamiento de entorno de 1,5 millones de euros en 2022, una inyección económica que se aprovechará para construir media docena de viviendas de alquiler social.

El concejal Daniel Ibáñez, maestro en la vecina Monreal del Campo, considera que pasar de tener una sola aula a dos, además de un signo de vitalidad del pueblo mejora la calidad de la educación ofrecida. A su juicio, contar con dos clases facilita y enriquece el trabajo de los maestros. Ibáñez admite que puede resultar «duro» pasar un curso entero como el único maestro de un pueblo. Por eso, tener un compañero «en la clase de al lado contribuye a enriquecer el trabajo y a compartirlo».

Ramo sostiene que los parques fotovoltaicos son «buenos» para el futuro del pueblo por la recaudación que aportarán a las arcas municipales y por el empleo que generarán. Sin embargo, es en las granjas de porcino donde está puesta la principal esperanza de puestos de trabajo y de futuro para la escuela local.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión