Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

medio ambiente

Quejas por la basura y la suciedad generadas por botellones masivos en las ‘no fiestas’ de Alcañiz

Cientos de jóvenes celebran fiestas ilegales en el coto de pesca La Badina y en el Cabezo del Cuervo.

Basura acumulada en el Cabezo del Cuervo de Alcañiz, tras un botellón multitudinario.
Basura acumulada en el Cabezo del Cuervo de Alcañiz, tras un botellón multitudinario.
Eva Defior

Cientos de jóvenes se reunieron durante el pasado fin de semana, coincidiendo con las ‘no fiestas’ de Alcañiz, para celebrar macrobotellones en parajes naturales como el Cabezo del Cuervo o La Badina, que ayer amanecieron cubiertos de plásticos y con algunos destrozo. Los participantes intercambiaban a través de whatsapp la ubicación tras el cierre de los bares a las 00.30 en los días de las fiestas patronales canceladas y del mundial de MotoGP.

Una multitudinaria fiesta que bulneró las normas de prevención de contagios por la covid-19, se celebró el sábado por la noche en el Cabezo del Cuervo, a 1,5 kilometros del casco urbano. Se concentraron más de 400 personas. Se trata de uno de los lugares más visitados de Alcañiz por los paseantes por sus vistas panorámicas. La basura llenaba el paraje y los accesos, con decenas de botellas de alcohol, cristales, bolsas de basura, latas y plásticos de todo tipo.

El alcalde, Ignacio Urquizu, pidió responsabilidad a los jóvenes y a los padres. "Trabajamos con todos los medios posibles, pero es muy difícil detectar estas fiestas a tiempo. Quiero recordar que ya vivimos una situación muy difícil tras las Navidades por incumplientos ligados a fiestas y hubo un tremendo daño sanitario y económico para todo Alcañiz." Urquizu reclamó a los jóvenes y a sus padres "responsabilidad y reflexión, por su bien y el de todos".

La noche del jueves otra rave –fiestas ilegal– con cientos de personas se celebró en el coto de pesca de La Badina. La Sociedad Deportiva de Pesca de Alcañiz denuncia importantes destrozos en este entorno. Dado el volumen de vasos y basura encontrada, estiman que hasta el lugar accedieron, al menos, unas 300 personas.

Los pescadores recogieron más de 40 botellas vacías de alcohol, así como vasos, cristales y bolsas. Para poder acceder al lugar los asistentes a esta concentración ilegal rompieron la barrera que imposibilita el paso a los vehículos y para ello reventaron el candado que cierra el recinto. De igual modo, accedieron a un refugio de pesca situado en el entorno rompiendo una encimera del interior.

La Badina está a poco más de cinco kilómetros de Alcañiz y se puede llegar hasta ella a través de un camino junto al río, aunque también es accesible en coche por una pista asfaltada que se encuentra en muy malas condiciones. Decenas de vehículos se concentraron en el parquin del coto.

Desde la Sociedad de Pesca no ocultaron su indignación y preocupación porque hechos similares puedan repetirse. Por ello instaron a "cortar de raíz" este tipo de situaciones. "Es una zona que siempre hemos cuidado y nos preocupa que ahora esté en el foco para acoger estas concentraciones ilegales, por ello no queremos que vuelva a repetirse" explicó Jesús Gan, vicepresidente de la Sociedad de Pesca.

Los pescadores están muy molestos porque son ellos los que costean el mantenimiento de esta área. Asimismo, aseguran que es una zona peligrosa de noche porque no hay ningún tipo de iluminación y el río tiene una profundidad de 2,5 metros, por lo que una caída puede ser fatal. Recordaron que la carretera es estrecha y tiene baches muy profundos. "Visto el volumen de botellas y de alcohol que allí se consumió nos preocupa que pueda haber una desgracia. Es una carretera peligrosa", añadió Gan.

Una tercera fiesta ilegal se habría celebrado previamente en una finca ubicada en dirección de la carretera de Caspe junto al vertedero supracomarcal. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión