Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Teruel

Albarracín limpia sus calles del lodo que dejó la tormenta

La localidad trata de recuperar la normalidad tras la tromba de agua y granizo, que dejó más de 60 litros por metro cuadrado en una hora

Operarios del Ayuntamiento, con maquinaria semipesada retiran el barro de las calles del casco histórico de la ciudad
Operarios del Ayuntamiento, con maquinaria semipesada, retiran el barro de las calles del casco histórico de la ciudad
Heraldo

Operarios del Ayuntamiento de Albarracín trabajan desde primera hora de este miércoles para retirar del casco histórico de la localidad la gran cantidad de tierra y piedras que dejó la tormenta del día anterior, tras descargar más de 60 litros por metro cuadrado en solo una hora. 

El Consistorio evalúa los daños que provocó la tromba de agua, que hizo saltar las alarmas en la residencia de mayores al inundar la planta baja del edificio y ha dejado espesores de lodo en las calles y en la carretera de acceso a la localidad que en algunos puntos alcanzan un metro de altura, según ha afirmado el alcalde de la localidad, Michel Villalta. 

El agua, que llegó acompañada de granizo, anegó también el parquin que se encuentra a la entrada de Albarracín, que ha quedado cerrado al público por precaución, y ha destrozado parques y jardines.

Villalta destaca que "preocupa" especialmente el casco histórico, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), al que fueron a parar los arrastres de los barrancos próximos al producirse avenidas de agua por la tormenta. Dos restaurantes sufrieron inundaciones y no han podido abrir sus puertas este miércoles. 

Algunas casas de la localidad también sufrieron inundaciones en patios y garajes, mientras que la plaza de Albarracín se convirtió por momentos en una balsa de agua

El alcalde lamenta que los destrozos por la tromba de agua se han producido cuando en unos días en que Albarracín registra una ocupación hotelera del 90%. De hecho, este miércoles, las tareas de limpieza en el centro histórico se han encontrado con guías acompañando a grupos de turistas de hasta 20 personas.

En algunos de los edificios de arquitectura tradicional característicos de la localidad el agua ha hecho caer pedazos de enfoscado de las fachadas, pero Michel Villalta, que a lo largo de hoy evalúa los destrozos en la ciudad, confía en que los daños en el caserío no hayan sido graves. El alcalde ha expresado su temor "a que vuelva a llover hoy", lo que aumentaría los desperfectos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión