Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Teruel

Las tormentas provocan apagones y dañan los huertos en Teruel y la Sierra de Albarracín

Los vecinos de Villar del Cobo se quedan sin alumbrado público 45 minutos y el granizo cubre de blanco el pueblo

En Tramacastilla, el granizo ha dañado los huertos familiares.

El tren de tormentas que a última hora de esta tarde ha barrido de oeste a este la mitad sur de la provincia de Teruel ha provocado cortes de luz intermitentes en localidades de la Sierra de Albarracín y en la capital turolense. Si bien en esta última ciudad los apagones en algunos barrios, como el Centro Histórico y el Ensanche, han durado apenas unos minutos, en Villar del Cobo –a 30 kilómetros de Albarracín– los vecinos se han quedado sin alumbrado público durante 45 minutos y la cobertura de telefonía móvil ha desaparecido durante casi media hora.

El granizo ha cubierto las calles y los tejados de varios municipios, como Tramacastilla, Villar del Cobo y Guadalaviar. En estas localidades, los huertos que cultivan los vecinos para consumo propio de hortalizas han quedado muy dañados. Así lo ha explicado la alcaldesa de Tramacastilla, Clara Isabel Benito, quien ha señalado que la tormenta ha empezado sobre las 19.30 y ha durado solo 15 minutos, pero los suficientes para romper ramas de los árboles y estropear los cultivos.

El alcalde de Villar del Cobo, José Miguel Aspas, ha expresado su temor a que algunas naves agrícolas y ganaderas pudiesen haber resultado dañadas por la tormenta, un extremo que este martes por la mañana será comprobado, pues la granizada se ha producido prácticamente de noche. Un vecino de la localidad ha relatado que la tormenta, que ha empezado sobre las 20.00, ha descargado agua con tal fuerza e intensidad que la plaza principal se ha convertido "en un río por el que era imposible transitar". Según ha afirmado este hombre, el agua ha llegado a alcanzar en este espacio público de 25 a 30 centímetros de altura.

En Guadalaviar, el granizo ha llegado acompañado de mucho viento, tanto que su alcalde, Rufo Soriano, ha destacado que en muchos momentos "parecía un tornado". El vendaval ha arrastrado los contenederos de basura, mientras que la lluvia y el granizo han provocado un desprendimiento que ha dejado cortada la carretera que conduce hasta el Alto de Calamocha, según indicó Soriano.

En Griegos, donde han caído 46,8 litros por metro cuadrado con una intensidad de 22,2 litros en diez minutos, el agua ha corrido con gran fuerza por las calles.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión