Teruel
Suscríbete

libros

Los editores aragoneses promueven un parque en Muniesa para estimular la lectura

La iniciativa quiere compensar los impactos ambientales de la producción librera, como el consumo de madera. 

Plantación simbólica de una encina en el Bosque de los Editores de Muniesa.
Plantación simbólica de una encina en el Bosque de los Editores de Muniesa.
Maite Puntes

El II Bosque de los Editores ha comenzado a crecer en Muniesa. Con este espacio, el Gremio de Editores de Aragón quiere contribuir a reducir el impacto que su actividad tiene sobre el medio ambiente. El acto inaugural ha tenido lugar este sábado con la presencia de una delegación de la asociación de editores aragoneses, Aeditar.

Para la creación del Bosque de los Editores, se han plantado una serie de moreras y rosales y se ha habilitado un espacio arbolado anejo que se cubrirá de césped natural. Este entorno, en la llamada 'Huerta del Cura', cuenta también con una pérgola con bancos que servirá de espacio de lectura sombreado. Hoy, en el acto de inauguración, se ha plantado una encina como símbolo de esta iniciativa.

El secretario de Aeditar, Daniel Viñuales, ha agradecido a la localidad su disposición para colaborar con esta propuesta. Además, ha explicado que desde el Gremio de Editores se quiere contribuir a compensar el consumo de papel y las emisiones propias de su actividad. Por otra parte, se quieren crear en el territorio aragonés espacios para la cultura que nos recuerden la gran creatividad que hay en la Comunidad Autónoma.

Viñuales ha explicado que los más de 300 títulos que se editan anualmente en Aragón, cuentan en todas las fases de su producción con la industria local, desde el diseño hasta la impresión. Además, en su mayor parte, los libros son de autoría aragonesa.

Por su parte, el alcalde de la localidad, José Luis Iranzo, ha explicado que acogieron la iniciativa porque coincidía plenamente con su objetivo de repoblación arbórea del entorno de Muniesa. Por eso, la plantación que ha comenzado con el Bosque de los editores, tendrá continuidad en los próximos años.

El encuentro ha contado también con la participación del presidente de la Comarca Cuencas Mineras, José María Merino, el diputado de Cultura de la Diputación Provincial de Teruel, Diego Piñeiro y otros miembros de la Junta de Aeditar.

El Bosque de los Editores no solo es una iniciativa por el medio ambiente, también es un espacio que da protagonismo a los libros y a quienes los crean. Por eso, se ha configurado como espacio de uso público que recuerda e invita a leer.

El II Bosque de los Editores está organizado por el ayuntamiento de Muniesa y Aeditar y cuenta con la colaboración de Cedro, el Centro de Estudios Miguel de Molinos y la Diócesis de Teruel y Albarracín.

Homenaje a Juan García Iranzo, el padre de “El Cachorro”

El Bosque de los Editores quiere ser también homenaje a creadores y creadoras aragoneses. En su segunda edición, Aeditar y Muniesa quieren reconocer la trayectoria del historietista Juan García Iranzo, nacido en esta localidad en 1918.

Iranzo es el padre de personajes como “El Cachorro”, protagonista de la colección que durante ocho años consecutivos lideró las ventas de la editorial Bruguera. Comenzó su actividad como dibujante en Dibujos Animados Chamartín al finalizar la Guerra Civil y, tras pasar por otras editoriales, estuvo al frente del relanzamiento de “Pulgarcito”, de la editorial Bruguera en el año 1947.

La creatividad de Juan García Iranzo le llevó a crear diferentes personajes para revistas humorísticas e infantiles a lo largo de su carrera. “Espadito”; “Paco, el antropófago vegetariano”; “Rafaé Bolavá”; “Romea y Julieto”; “Pancho Colate”; “El Capitán Veneno” o “Perico y Frescales, los dos iguales” son solo una muestra de la producción de este historietista aragonés que se movía entre dos estilos, el caricaturesco y el realista. Iranzo falleció en Barcelona en el año 1998.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión