Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

#YoComproEnAragón

ciclismo

Las pedaladas solidarias de Ultreya pasan por Aragón a favor de Cáritas

Un grupo de aficionados al ciclismo de Sevilla ha dado la vuelta a España para ayudar a empresarios y comerciantes. Esta semana han estado en Huesca, Alcañiz y Teruel.

El Movimiento Ultreya fue recibido en la plaza de España de Alcañiz.
El Movimiento Ultreya fue recibido en la plaza de España de Alcañiz.
ACSA

Movidos por la solidaridad, un grupo de aficionados al ciclismo de Sevilla emprendió el pasado 3 de julio una vuelta a España en bici muy especial. Varios maestros, un bombero, un albañil, un tornero, una sanitaria, un estudiante y un experto en fabricación de vidrios componen el Movimiento Ultreya, surgido de la situación de crisis de la covid-19.

El origen de la iniciativa se remonta al año pasado, cuando se recuperó la libertad de movimiento por toda España. Entonces, el grupo recorrió el país de sur a norte en un reto físico sobre la bici de mil kilómetros. Al mismo tiempo, fueron contactando con asociaciones empresariales y cámaras de comercio, interesándose por la situación en la que sus pequeñas y medianas empresas, así como los comercios, habían quedado.

Del éxito cosechado entonces, este año el nuevo reto ha querido unir deporte y solidaridad de la mano de Cáritas y con la colaboración de 20 asociaciones empresariales y cámaras de comercio de todo el país. El grupo de ciclistas partió a principios de julio desde Alcalá de Guadaíra (Sevilla) con destino Madrid. Por delante tenían 2.300 kilómetros por recorrer, repartidos en 14 etapas.

Tres de estas han estado en territorio aragonés y se han completado esta semana. El lunes, el grupo llegó a la ciudad de Huesca procedente de Tudela. Allí, los organizadores del evento, la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios, entregaron el donativo de 500 euros recopilado con las aportaciones de empresarios y vecinos.

La etapa 12 transcurrió entre Alcañiz y Teruel, recorriendo 155 kilómetros.
La etapa 12 transcurrió entre Alcañiz y Teruel, recorriendo 155 kilómetros.
CCA

El martes, el pelotón salió desde la capital oscense hacia Alcañiz, la segunda localidad aragonesa implicada en el proyecto. En este caso, fue la Asociación de Comercio y Servicios la encargada de entregar el cheque de 750 euros, tras un caluroso recibimiento de los ciclistas en la plaza de España de la localidad. El tercer destino en Aragón ha sido Teruel, a cuya plaza del Torico los ciclistas llegaron el miércoles, entre los aplausos de vecinos y autoridades. Aquí, el Centro Comercial Abierto de Teruel (CCA) entregó los mil euros recaudados para esta causa solidaria.

Aunque cada etapa ha tenido sus dificultades, Nacho Fernández, impulsor del movimiento y uno de los ciclistas, ha destacado la dureza del clima aragonés. “Las últimas etapas hasta llegar a Alcañiz y a Teruel han sido de mucho viento lateral que nos sacaba hasta mitad de carretera en bicicleta”, asegura. Pero no hay dificultad que se imponga cuando se actúa por una buena causa. “No podría hablar de un único momento gratificante, sino que cada vez que llegamos a una ciudad o pueblo lo es. Ver a la gente esperándonos y recibirnos entre aplausos ha sido muy emocionante”, confiesa.

El paso de esta vuelta ciclista solidaria a España por Aragón estaba casi anunciando el final. Por delante, a los valientes del Movimiento Movimiento Ultreya ya solo les quedaban dos etapas, Teruel-Cuenca y Cuenca-Madrid, destino final al que han llegado este viernes.

En total, se han recaudado más de 24.000 euros, de los que 2.250 se han recopilado entre las tres etapas aragonesas. A esta causa se han sumado 60 empresas de todos los sectores (maderas, energética, química, servicios y seis multinacionales), así como otros a título personal.

Los ciclistas solidarios en la plaza del Torico de Teruel.
Los ciclistas solidarios en la plaza del Torico de Teruel.
CCA

Pero aportar dinero no ha sido la única forma de contribuir con esta causa solidaria. Durante el recorrido en bici, el grupo ha estado geolocalizado en todo momento y, a través de su página de Facebook, cualquiera podía ver por dónde iba. Así, aficionados al ciclismo de los lugares por los que han pasado se han ido sumando para pedalear junto a ellos durante algunos kilómetros.

Ultreya, toda una declaración de intenciones

Si esta iniciativa no era lo suficientemente contundente en sus objetivos, su nombre ya lo termina de decir todo. “‘Ultreya’ es una palabra que se empleaba en la Edad Media cuando los peregrinos se cruzaban en el Camino de Santiago, a modo de saludo. Significa ‘no te detengas’, ‘hacia delante y hacia arriba’, ‘crece, aprende y supérate’”, explica Fernández. “Es una metáfora sobre lo que pretende este proyecto, que es aprender como sociedad y ser cada vez mejores”, añade.

Con esta premisa por bandera y con 2.300 kilómetros en bici a sus espaldas, el Movimiento Ultreya ha demostrado la capacidad de acción que puede tener el pueblo si se lo propone. “En este caso hemos querido ayudar dando visibilidad a empresarios y comerciantes, ahora que tan mal lo están pasando por la crisis y el cierre de sus establecimientos”, resume Fernández. Sea esta u otra causa, la recaudación obtenida, los aplausos a la entrada de cada final de etapa y los mensajes de apoyo recibidos dan fe de que, en tiempos de adversidad, la solidaridad siempre se abre paso. ¡Ultreya!

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión