Teruel
Suscríbete por 1€

curiosidades de aragón

¿Por qué el toro es símbolo de la ciudad de Teruel?

La figura del toro está presente en muchos lugares de la ciudad, convirtiéndose en un reclamo turístico más. Pero, ¿te has preguntado alguna vez de dónde viene la relación de Teruel con este animal? ¿Por qué aparece en su escudo o por qué da nombre a su plaza más famosa?

Un grupo de visitantes baja del tren turístico en la plaza del Torico tras el recorrido por los lugares más destacados de la ciudad.
Un grupo de visitantes baja del tren turístico en la plaza del Torico tras el recorrido por los lugares más destacados de la ciudad.
A. García/bykofoto

Si la pandemia no hubiera aparecido en nuestras vidas, este viernes darían comienzo en Teruel las Fiestas del Ángel, llenas de conciertos, cabezudos y música en las calles, que sirven de aperitivo a la llegada de los tres días grandes de la Vaquilla, que este año se hubieran celebrado del 10 al 12 de julio, y que tienen su punto álgido en la puesta del pañuelo al Torico.

La figura del toro está presente en muchos lugares de la ciudad, convirtiéndose en un reclamo turístico más. Pero, ¿te has preguntado alguna vez de dónde viene la relación de Teruel con este animal? ¿Por qué aparece en su escudo o por qué da nombre a su plaza más famosa?

Existe una leyenda sobre la fundación de Teruel según la cual, en el siglo XII, en un contexto de Reconquista, de enfrentamientos entre culturas, Alfonso II quería construir una villa amurallada. Para elegir el lugar donde se levantaría, se escogería aquel que fuera marcado por alguna señal. Aquella señal llegó con un toro de los enviados por las tropas moras, que se detuvo debajo de la estrella más brillante del firmamento -estrella Actuel. Los soldados de Alfonso II no dudaron que esa meseta elevada sería el lugar donde se construiría. Así, el toro y la estrella se convirtieron en símbolos de la ciudad y en las primeras señas de identidad de los turolenses.

Devoción por el ‘Torico’

Esta pequeña escultura fue colocada en mayo de 1858 para presidir una plaza cuyo nombre oficial es Carlos Castel, pero que se conoce como la del Torico. Hecha en bronce, mide unos 50 centímetros y pesa algo más de 50 kilos, y está anclada en una columna de siete metros de alto dentro de una fuente, que se construyó cuando se remodeló la plaza a mediados del siglo XIX. El conjunto constituye uno de los iconos más importantes de la ciudad.

En una de sus placas, la que está orientada hacia la calle del Tozal, se alude a los símbolos del toro y la estrella. En la pieza que mira hacia la calle Nueva se recuerda la conquista de la ciudad por rey Alfonso II en 1171. Ambas han sido restauradas este mismo año.

Placa en la fuente de la Plaza del Torico restaurada /2021-03-01/ Foto: Jorge Escudero[[[FOTOGRAFOS]]]
Placa en la fuente de la Plaza del Torico restaurada
Jorge Escudero

Es tal la devoción de los turolenses por su torico -y el interés que despierta en los turistas, que esperan ver una escultura de mayor tamaño- que fueron ellos los que lo resguardaron de las bombas en las duras batallas que azotaron Teruel en la Guerra Civil.

Y es que qué sería de Teruel sin su torico.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión