Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Teruel

Condenan al Ayuntamiento de Alcañiz y a Sifu por el derrumbe de Pui Pinos

El Consistorio y la empresa de jardinería pagarán 1,3 millones a 22 vecinos y a tres empresas

Teruel
Reunión de la Junta de Portavoces en el Ayuntamiento de Alcañiz para analizar la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo.
Heraldo

El deslizamiento del cerro de Pui Pinos en abril de 2017 era “previsible”, puesto que su estabilidad era “precaria” desde hacía años y por la aparición de una grieta de importantes dimensiones que fue “obviada” por el Ayuntamiento de Alcañiz, que “adoptó una actitud pasiva y negligente”, dada la actuación de su personal técnico con “absoluta falta de atención y coordinación” entre las áreas de Obras y Medio Ambiente. Además de ser una evidencia de la inestabilidad, la generación de la grieta suponía un riesgo por su ubicación y la posibilidad de afectación del riego, como así ocurrió.

Así lo dictamina el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Teruel, que este lunes ha dictado una sentencia en el caso del desprendimiento del cerro Pui Pinos de Alcañiz, más de cuatro años después del suceso. Condena al Ayuntamiento y a la empresa encargada del mantenimiento de jardinería, Sifu, a pagar 1,3 millones de euros en indemnizaciones a 22 vecinos y 3 empresas. La sentencia considera al Consistorio y a Sifu responsables solidarios del deslizamiento, que en abril de 2017 provocó importantes daños materiales y que aún mantiene a varias familias fuera de sus casas.

Según el abogado del Ayuntamiento, si no hay recurso de ninguna de las partes, deberán pagar el 50% el Ayuntamiento y el 50% Sifu. Además, la aseguradora Mapfre podría cubrir unos 400.000 euros del coste total para el Consistorio, por lo que en el mejor de los casos, de las arcas municipales saldrían 280.000 euros. Una cantidad importante, pero que se podría sufragar de los remanentes sin tener que realizar ninguna operación de crédito, según ha confirmado el alcalde, Ignacio Urquizu

El equipo de gobierno se ha comprometido a respetar la sentencia judicial, por lo que no la recurrirán. A última hora de la mañana se ha reunido la Junta de Portavoces para analizar la sentencia y el próximo jueves se convocará a los vecinos afectados por el derrumbe. “Entendemos que muchas cosas no se hicieron bien, tanto la gestión de las grietas como la respuesta que se dio después. Esas negligencias desencadenaron lo que pasó”, ha afirmado el alcalde, quien dejará “en manos del secretario”, si se derivan consecuencias en el Ayuntamiento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión