Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

EMERGENCIAS

Los bomberos de la Diputación de Teruel realizan prácticas en un edificio de nueve alturas

Los ejercicios por los que pasarán los 30 efectivos del parque turolense sirven para comprobar la capacidad de respuesta en contextos hostiles. 

Una imagen previa al simulacro de intervención de este sábado.
Una imagen previa al simulacro de intervención de este sábado.
DPT

Los bomberos de la Diputación de Teruel han realizado prácticas de intervención en el inmueble Las Calas, un edificio de nueve alturas y unos 27 metros que se encuentra en construcción y que ha cedido la empresa RM Construcciones. Esta es la mayor altura en edificios de viviendas que van a encontrar los bomberos -salvo alguna excepción- y por ello supone una oportunidad para comprobar la capacidad de respuesta del servicio, informa la DPT.

El objetivo de estas prácticas era comprobar la capacidad de respuesta del personal y los medios y mejorar la formación de los bomberos, el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de la DPT. Esta práctica ha sido la primera de las sesiones por la que pasarán en las próximas semanas los 30 efectivos del Parque de Teruel.

El Jefe de Intervención de la Zona Oeste, Miguel Cercós, ha explicado al vicepresidente de la Diputación de Teruel, Alberto Izquierdo, y al diputado delegado del Servicio, Julio Esteban, la oportunidad que supone la intervención en el edificio para que los bomberos puedan comprobar la eficacia tanto de los vehículos como de los equipamientos que utilizan en este tipo de intervenciones.

Así, el simulacro realizado hoy permite a los bomberos comprobar tiempos de respuesta ante un aviso, el comportamiento del material y de los equipos, así como los tendidos y tipos de manguera utilizados, así como la presión para operar, entre otros elementos. La práctica se ha planteado como una intervención por el interior del edificio ante un posible incendio, y para ello se han realizado visitas previas para establecer los medios necesarios.

Así, el tren de intervención está formado por dos vehículos autobomba, siendo necesario también establecer los tipos de tendidos de mangueras (de 70, 45 y 25 milímetros) así como diferentes registros de trabajo de las bombas de los vehículos (en alta y en baja presión), para comprobar la respuesta de estas instalaciones en un siniestro en un edificio de estas características.

Para preparar el simulacro ha sido necesario un trabajo previo de preparación en el edificio, para conocer sus características tales como los accesos, las escaleras o la distribución interior, así como establecer las normas y requisitos necesarios de seguridad y prevención de riesgos, en coordinación con la empresa constructora.

Esta práctica, ha señalado Izquierdo, atiende a una necesidad del servicio puesto que las prácticas que realizan en las zonas de entrenamiento habituales, así como el centro de formación habilitado recientemente en el parque de Teruel, no contemplan las condiciones que exige una intervención en altura.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión