Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

teruel

Luz verde a un plan para rescatar las pedanías de Teruel

La Diputación de Teruel aprueba un programa que garantiza el arreglo de calles y caminos en los barrios rurales.

El único vecino de la Rambla de Martín, una pedanía de Martín del Río, pasea por las calles
El único vecino de la Rambla de Martín, una pedanía de Martín del Río, pasea por las calles
Jorge Escudero

Que los barrios pedáneos no estén siempre a la cola de las inversiones municipales. Este es el objetivo que ha llevado a la Diputación Provincial de Teruel (DPT) a aprobar un plan de mejora de vías que, por primera vez, contempla específicamente actuaciones de asfaltado de calles y caminos en los barrios rurales. En la provincia existen 102 pedanías habitadas, un tercio de ellas con menos de 10 vecinos, y la mayoría de ellas están necesitadas de reformas y del acondicionamiento de sus espacios públicos, a menudo, muy deteriorados.

El programa no olvida a los ayuntamientos de los que dependen las pedanías, pues estos tienen que gestionar un mayor número de núcleos de población y atender muchas más necesidades urbanísticas que si solo tuvieran que ocuparse del municipio. Por ello, el nuevo Plan de Mejora de Vías contempla "premiar" a los pueblos que tienen barrios y se preocupan de ellos con la aceleración de las fechas de las obras.

La decisión fue aprobada este miércoles oficialmente en el pleno que celebró la Diputación de Teruel. El plan arranca ya este año con una dotación de un millón de euros y, en línea con la idea de que ningún municipio quede discriminado, el reparto de ayudas se hará en base a unos criterios que priorizan las intervenciones en los pueblos más pequeños. Son los ayuntamientos, no obstante, quienes deben solicitar las mejoras.

"Con este plan todos los municipios de la provincia podrán acceder a 1.000 metros cuadrados de aglomerado en caliente y a 2.500 metros cuadrados de riego y todos los barrios podrán tener 500 metros cuadrados de aglomerado y 1.500 metros cuadrados de riego", explicó el vicepresidente de la DPT, Alberto Izquierdo.

La medida garantiza que las inversiones no discriminen a las pedanías, las grandes olvidadas. El plan, cuyo coste final podría rondar los 3,5 millones de euros, podría desarrollarse en el plazo de dos años. El pleno aprobó, además, 3,3 millones de euros para aportar a los ayuntamientos la liquidez que necesitan para su gasto corriente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión