Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

patrimonio

La Generalitat entrega al Museo de Teruel 1.429 piezas de cerámica romana y azulejos del siglo XVIII expoliados en la provincia

Los materiales fueron detectados por la Policía en subastas de antigüedades de la Comunidad Valenciana.

El Museo Provincial de Teruel ha recibido de la Policía Nacional adscrita a la Generalitat valenciana un lote de 1.429 piezas de cerámica romana, dos azulejos del siglo XVIII y una tinaja del siglo XIX procedentes del expolio de yacimientos de la provincia, el principal de ellos el enclave romano del Endrinal, en Bronchales. Los restos fueron recuperados por la Brigada de Patrimonio de la Policía tras ser detectados en la Comunidad Valenciana a través de las ventas de antigüedades por internet. Proceden de operaciones policiales desarrolladas en los años 2018 y 2019.

El principal material del lote entregado al Museo Provincial el pasado miércoles lo constituyen los fragmentos de cerámica de la época imperial romana realizados mediante la técnica de 'terra sigilatta' y fueron desenterrados en excavaciones no autorizadas realizadas por un veraneante valenciano. Cuando la Policía las localizó, el propietario afirmó que las había obtenido a través de la herencia de un familiar. Entre los materiales pertenecientes a este periodo, figuran dos bocas de ánforas, restos de moldes utilizados para producir cerámica y también varias piezas desechadas por exceso de cocción. 

El director del Museo Provincial, Jaime Vicente, califica el material recuperado como "muy interesante" porque complementa el conocimiento de la producción de alfarería romana de el Endrinal, un yacimiento excavado a finales de los años sesenta del siglo XX por la arqueóloga Purificación Atrián, recientemente fallecida. Vicente señala que se desconoce el momento en el que se produjo el expolio del enclave. 

Para el director del Museo Provincial, resultan particularmente interesantes por su excepcionalidad las dos piezas "pasadas de cocción" y señala que, probablemente, tras su restauración y estudio se incorporarán a la colección expuesta. Los cientos de fragmentos de alfarería romana presentan una abundante y delicada decoración con figuras humanas y vegetales, entre otros motivos. 

De otra procedencia son los dos azulejos del siglo XVIII, cuyo origen se remonta al Real Monasterio de Santa Catalina de Teruel. Las dos piezas presentan una decoración heráldica en color azul. Además, se ha recuperado una tinaja de cerámica de Calanda del siglo XIX. Jaime Vicente afirma que el conjunto recibido por el Museo "no debía estar en manos privadas" porque pertenece al patrimonio de la provincia. 

La Generalitat informa en un comunicado de que la Policía Nacional adscrita inició la investigación que permitió localizar los materiales arqueológicos en 2018 al conocer que un ciudadano de Torrent (Valencia) quería tasar unos restos antiguos para venderlos. Tras su localización y detención, informó de que había heredado las piezas. La segunda operación, en 2019, arrancó con el intento de venta por internet de dos azulejos decorados con un águila bicéfala que era el emblema del Real Monasterio de Santa Catalina de Teruel, que fue palacio de los reyes de Aragón en el siglo XIV. Una de las baldosas fue localizada en un comercio de Valencia y otra en otro de Castellón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión