Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

despoblación

Los tres atletas de la Ruta por la Dignidad de Teruel, recibidos como héroes tras 240 kilómetros de dura travesía

El recorrido para "despertar conciencias" sobre la desatención al medio rural termina con la lectura de un manifiesto que reivindica apoyo al sector turístico.

Los tres atletas participantes en la Ruta por la Dignidad Rural han sido recibidos este jueves como héroes a su llegada a Teruel después de recorrer 210 kilómetros a pie en cuatro días a través del sendero GR8 más una última etapa de 30 kilómetros en bicicleta para reivindicar más atención para los pueblos por parte de la Administración, especialmente en los tiempos de pandemia. Los deportistas Javier Moragrega, de Beceite; Ángel Antolín, de Monroyo; y Carlos Javega, de Valderrobres, pertenecientes al club Matarraña Team, se han mostrado exhaustos al culminar su travesía por la provincia pero satisfechos del respaldo social recibido durante su periplo, que ha acumulado un desnivel positivo –recorridos en cuesta– de 9.000 metros a través de trayectos de montaña.

Los tres corredores han señalado que su objetivo al ponerse en marcha el pasado lunes en Beceite fue "remover conciencias" en favor del mundo rural. Javier Moragrega, empresario turístico, ha señalado que en estos tiempos de crisis han creído llegado el momento de "alzar la voz" para que se hagan realidad los proyectos que necesitan quienes deciden vivir en los pueblos. Moragrega ha añadido que la toma de decisiones durante la pandemia "se ha olvidado" del campo.

El trío de deportistas ha recorrido este jueves los 56 kilómetros entre Valdelinares y La Puebla de Valverde para, desde allí, hacer un último tramo en bicicleta de 30 kilómetros hasta el Viaducto Viejo de Teruel acompañados por un grupo de ciclistas del Club Ciclista Turolense, del Club Ciclista Matarraña y por varios empresarios, entre ellos el presidente de Teruel Empresarios Turísticos, Roche Murciano. El grupo ha sido recibido por decenas de turolenses que les han hecho un pasillo en el Viaducto y que les han acompañado hasta la plaza de la Catedral, donde ha concluido la carrera reivindicativa.

Roche Murciano, que ha descrito a Javier Moragrega, Ángel Antolín y Carlos Javega como "tres guerreros" que han protagonizado "una heroicidad", ha leído un manifiesto que ha mostrado el respaldo del sector turístico a la iniciativa y que ha recordado el invierno "devastador" que ha sufrido la hostelería, uno de los "motores" económicos de la provincia. Ha añadido que los empresarios del sector están "asfixiados" económicamente, lo que les ha llevado a "bajar definitivamente muchas persianas".

Murciano ha denunciado que "se legisla desde las ciudades y para las ciudades sin tener en cuenta la peculiaridad del mundo rural" por lo que la hostelería de los pueblos se siente "abandonada". El dirigente empresarial ha adelantado que trasladará un dosier con todos los manifiestos recogidos en las cuatro etapas de la Ruta –por la protección el paisaje, por las empresas rurales, por la mujer, por los productos sostenibles y por los habitantes de la España Vaciada– para entregarlos en la Subdelegación del Gobierno, la Delegación Territorial de la DGA y la Diputación Provincial con la esperanza de "ser escuchados".

Los participantes en la Ruta por la Dignidad han sido saludados con aplausos a su paso por las calles de la ciudad. Los deportistas han señalado que durante todas las etapas han sido recibidos con mucho cariño por los vecinos de las localidades que atravesaron, un apoyo que les ha ayudado a terminar su agotadora trayectoria por el GR8. Han reconocido, no obstante, que en algunos tramos entre núcleos urbanos no se han tropezado con ninguna persona, un hecho que vinculan con la despoblación de la provincia.

"Durante muchos kilómetros, no nos cruzamos con nadie", ha recordado Carlos Javega, presidente de Matarraña Team. Javier Moragrega ha calificado como "desolador" su paso por el Maestrazgo, donde a la soledad se sumó un tramo particularmente duro por el suelo pedregoso. Moragrega ha admitido que, al llegar a Teruel, estaba "echo polvo" y solo sentirse "arropado" y acompañado por la población le ha empujado hasta la meta. Ha resaltado que las plataformas Gent del Matarranya, para la Defensa del Paisaje, Teruel Existe y las asociaciones de empresarios turísticos, entre otros colectivos, han sido decisivos para culminar el proyecto.

Para Javier Moragrega, el respaldo popular se ha debido a que han luchado por "dignificar el derecho a vivir en los pueblos" y al sentimiento compartido de que hay que "protestar" para equiparar las oportunidades entre el campo y la ciudad. Su compañero Ángel Antolín Ha reconocido que después de tantos kilómetros a través de paisajes despoblados "reunir a tanta gente en Teruel es una pasada".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión