Despliega el menú
Teruel

fiestas

Las Bodas de Isabel de Teruel sustituyen un fin de semana de muchedumbres por la versión ‘online’

La calles mantienen su aspecto cotidiano en lugar de la ambientación medieval que se repite desde hace 25 años y el único resquicio de los Amantes está en internet.

Escena de la llegada de Diego de Marcilla a Teruel grabada en la ciudad y que se podrá ver este sábado online.
Escena de la llegada de Diego de Marcilla a Teruel grabada en la ciudad y que se podrá ver este sábado online.
Heraldo.es

Teruel se resigna a pasar el que hubiera sido uno de los fines de semana más multitudinarios de 2021, el de la fiesta medieval de Las Bodas de Isabel, como un sábado y domingo ordinarios dentro de las restricciones impuestas por la covid-19. La celebración queda restringida a causa de la pandemia a la emisión a través de internet de las escenas que recrean la leyenda de Los Amantes, en lugar de su representación callejera entre una muchedumbre de público. Para evita la tentación de una celebración informal, la Policía Local ha montado un dispositivo de vigilancia que incluye la utilización de un dron para detectar reuniones que incumplan las normas anticovid.

El cuadro de actores se ha reducido al mínimo y ha procurado nutrirse de grupos familiares para evitar contagios. A los protagonistas de la representación, Ana Esteban y Juan Esteban –que encarnan online a Isabel de Segura y Diego de Marcilla, los Amantes de Teruel– les quedará el consuelo de que, como indica la gerente de la Fundación Bodas de Isabel, Raquel Esteban, repetirán sus papeles en las edición de 2022, donde están depositadas las esperanzas de la organización.

El único vehículo para mantener viva la llama festiva, internet, ha multiplicado la audiencia respecto a una edición tradicional, según Raquel Esteban, que explica que la versión digital llega más lejos que otro años en los que es solo el complemento de la fiesta presencial. Las redes sociales son otro ámbito festivo en 2021. A través de ellas llegan "muchos mensajes privados de gente que viene todos años a la fiesta o que la acaba de conocer online", añade Esteban.

La gerente de la Fundación de Las Bodas –organizadora de las fiestas– confía en que la edición de 2022 permita celebrar por todo lo alto el 25 aniversario de la fiesta que corresponde a 2021, aunque sea con un "25 aniversario bis". Raquel Esteban señala que el año que viene se mantendrá el cuadro principal de actores, porque "no se les puede privar de la sensación de actuar ante el público en una edición presencial". "Los dos protagonistas tienen experiencia en el campo audiovisual, pero la emisión online es incomparable con ser el centro de las miradas de miles de personas en las calles de su ciudad", añade.

La alternativa online ha comportado un amplio despliegue técnico previo para rodar todas las escenas en escenarios naturales o lugares de interés monumental de la ciudad y de Albarracín. El número de actores ha quedado reducido a 25 frente a los 80 de una edición tradicional. Además, los figurantes han sido solo 70, un 20% de los que hubieran intervenido en las fiestas en una situación de normalidad.

Raquel Esteban matiza que el despliegue de equipos técnicos para los rodajes se ha doblado respecto a la pasada edición porque ha sido necesario reforzar el personal de filmación, iluminación y sonido para disponer de todas las escenas al iniciar las emisiones digitales, que continuarán hasta este domingo.

El proceso de grabación se cruzó, además, con el temporal Filomena, que complicó algunos rodajes. También se incorporan al guion nuevos episodios intercalados entre La Partida de Diego, que se representó en octubre de 2020, y Las Bodas de 2021. Raquel Esteban explica que algunos de estos cambios se conservarán en futuras ediciones.

La pandemia condicionó drásticamente el rodaje, al imponer medidas extrema de prevención de los contagios. Una enfermera se incorporó al equipo para "hacer test continuamente". Además, la gerente explica que al elegir los repartos de las distintas escenas se optó por grupos familiares para que, en el supuesto de un confinamiento domiciliario, pudieran, llegado el caso, rodar sus piezas sin salir de casa.

La cancelación de la fiesta callejera deja sin uno de los momentos culminantes del año a las 16.000 personas que se visten de época para salir a la calle y, muy particularmente, a los 5.000 integrantes de las 150 asociaciones recreacionistas que ambientan la ciudad para darle el aspecto del siglo XIII. El presidente de la Federación de Asociaciones ‘Las Bodas de Isabel de Segura’, Fran Martín, señala que los sentimientos de los miles de turolenses que cada año se atavían a la usanza medieval oscila entre "la resignación, el enfado y la tristeza".

Martín explica que durante este fin de semana no dejará de mirar su reloj "para pensar en lo que estaría haciendo en cada momento si se celebraran las fiestas". "Voy a estar pendiente de lo que no va a poder ser", reconoce. El presidente de la Federación recreacionista confía en que el parón de Las Bodas "sea solo de un año y vuelvan con normalidad en 2022". Añade que los asociados en las jaimas han mantenido una actitud responsable ante la cancelación y no ha habido ningún intento de celebración paralela.

La única alternativa posible para mantener viva la fiesta amantista consistirá en seguir las emisiones cinematográficas de las distintas escenas. Hoy, sábado, se podrá ver online la ‘Llegada de Diego de Marcilla a Teruel’ y la ‘Petición del beso, muerte de Diego y lamento de Isabel’ a las 20.00 y 20.30. Los horarios son uno de los pocos aspectos de la recreación que conservan la normalidad.

Etiquetas
Comentarios