Despliega el menú
Teruel

Gastronomía

La hostelería que estaba cerrada abre con cuentagotas en Alcañiz

Parte de los restaurantes y bares suben la persiana, pero otros esperarán a que se levante el confinamiento.

La cocina del restaurante Meseguer despachó los primeros menús en el interior tras la reapertura.
La cocina del restaurante Meseguer despachó los primeros menús en el interior tras la reapertura.
B. S.

Poco a poco las persianas de los establecimientos hosteleros de Alcañiz vuelven a abrirse. Después de tres semanas con restricciones especiales, la ciudad experimentó este viernes la relajación de algunas de esas normas debido al descenso del índice de contagios. La jornada de viernes acompañó para estar más tiempo en la calle, pero en la ciudad los alcañizanos son conscientes de que todavía no está todo logrado. De hecho, el confinamiento perimetral todavía no se ha levantado y solo se puede entrar y salir de la ciudad por causas justificadas. También la asistencia hospitalaria camina hacia la normalidad y el hospital de Alcañiz ha recuperado la actividad quirúrgica habitual y ya no precisa de la ampliación en el Hogar Santo Ángel para atender la demanda de camas.

Regresar al nivel de alerta 3 agravada, que comparte con el resto de Aragón a excepción de la ciudad de Teruel -la única aún con la categoría plus-, implica para Alcañiz poder reabrir el interior de la hostelería y las instalaciones deportivas con un aforo al 30%. La actividad no esencial podrá permanecer abierta hasta las 20.00 de lunes a jueves y hasta las 18.00 de viernes a domingo (antes este era el horario para toda la semana).

En el sector de la hostelería es donde se experimentan de forma más notable algunos de esos cambios. Sin embargo este viernes, en el primer día en la fase 3 agravada, fueron pocos los bares o restaurantes que permanecían cerrados este tiempo -bien porque no tenían terraza o porque en pleno invierno no les salían los números con la ciudad confinada-, que ya subieron la persiana. Tan solo han tenido un día para adaptarse al cambio y les ha pillado con los trabajadores en ERTE o de vacaciones. Además, gran parte de su clientela sigue sin poder entrar a la ciudad.

Medidas de seguridad

Algunos reabrirán en los próximos días, como el Rangel, que lo hará este mismo sábado, o el Merinos, que volverá a levantar la persiana el jueves cuando sus empleados regresen de las vacaciones. Otros como la Chesita han decidido continuar solo con la comida para llevar por motivos personales y en Micelios esperarán unas semanas a que la situación sanitaria favorable tenga una continuidad y la ciudad ya no esté confinada.

Meseguer es uno de los que han abierto el restaurante y este viernes servía las primeras comidas en el interior en un salón comedor con todas las medidas aplicadas en lo que se refiere a separación de mesas, higiene y limpieza. No hay terraza en el establecimiento, así que, el servicio de comidas a domicilio ha sido la opción para seguir trabajando. "Llevamos 50 años de andadura pero este año es un constante volver a empezar aunque lo peor es la incertidumbre porque nunca sabemos cuánto tiempo van a durar las medidas", dijo Fidel Meseguer, uno de los hermanos que están al frente del negocio familiar alcañizano. "Pero somos optimistas, nosotros seguimos adelante y si la gente se conciencia más y van llegando las vacunas esperamos que todo vaya a mejor en general y también en el sector", añade. A los comensales que eligen el local en sus viajes se suma la clientela fija que ha regresado a su restaurante de confianza ahora que, aunque con aforos y medidas, ya se puede volver a comer en el interior. "Personal del hospital, gente de empresas de por aquí... Llaman y preguntan y sí que vamos teniendo reservas", concluye.

Además de la comida para llevar, Meseguer ha seguido funcionando todo el tiempo con el apartotel. Como en todos estos meses, en el territorio sigue habiendo movimiento de personal de obras que precisa de alojamiento y también de Motorland Aragón, donde sigue la actividad en pista y todo repercute.

Los comercios esperan al lunes

Otro de los sectores que ve ampliados los horarios es el comercial. Sin embargo, aún no se han notado los cambios ya que no será hasta el lunes cuando puedan prolongar su horario más allá de las seis de la tarde. Los viernes y sábado deben cerrar a las 18.00, tal y como establece la fase 3 agravada. Será de lunes a jueves cuando se beneficien de la relajación de las medidas y prolonguen su jornada hasta las 20.00.

En cuanto al ámbito deportivo, otro de los cambios es que los socios del Servicio Municipal de Deportes pueden utilizar desde este viernes el interior del pabellón mediante cita previa de 8.00 a 21.00 de lunes a jueves y de 8.30 a 18.30 de viernes a domingo.

Etiquetas
Comentarios