Despliega el menú
Teruel

coronavirus en aragón

Un médico de Teruel: "Sospechamos que la variante británica es una de las causas de esta explosión de casos"

Aunque de momento en Aragón no se ha declarado ningún caso, los profesionales sanitarios advierten: "Que no se detecte no quiere decir que no exista", e instan a la población a mantener el seguimiento de las medidas. 

Mariano Lozano, medico del centro de salud ensanche de Teruel
Mariano Lozano, médico del centro de salud ensanche de Teruel.
A.García/ Bykofoto

La capital turolense es desde hace varios días la zona de salud más afectada por el repunte de contagios de coronavirus en Aragón. Los médicos sospechan que detrás de esta "explosión de casos" registrada en el mes de enero se encuentra la variante británica, aunque por el momento no se ha declarado ningún caso que haya sido demostrado científicamente. Entre otras cosas, porque las PCR que se utilizan en la Comunidad no permiten detectar esta variante, como publica hoy HERALDO. 

Mariano Lozano, médico de Teruel y coordinador del centro de salud del Ensanche, que este jueves notificó 55 nuevos positivos -la segunda cifra más alta en la Comunidad-, insiste en que "lo ideal sería dotar a los centros de salud y hospitales de los mejores medios diagnósticos frente a esta y otras variantes que puedan surgir" para que los profesionales sepan a lo que se enfrentan y puedan desarrollar mejor su trabajo. 

Así pues, aunque no hay pruebas que corroboren su sospecha, este médico turolense, que habla en nombre del resto de profesionales de la zona, considera que "la proximidad geográfica juega un papel importante" en la transmisión del virus, y viendo el repunte de casos que está sufriendo Teruel en esta cuarta ola creen que la llegada de esta variante -la predominante a día de hoy en Valencia- podría explicar el aumento significativo de positivos registrado en los últimos días.

"Sospechamos que una de las causas de esta explosión de contagios es la variante británica, pero de momento en Aragón no se ha declarado ningún caso que haya sido fehacientemente demostrado. Lo cual no quiere decir que no exista", advierte este facultativo. 

Desde el punto de vista clínico, Lozano explica que conocer este dato no tiene gran relevancia porque la evolución de la gravedad y sus síntomas parece ser la misma en una u otra variante. "La mayor diferencia -apostilla- está en la capacidad de infectación: en la velocidad con la que se propaga el virus, y en este caso sí está demostrado que la británica se expande más rápido que la aragonesa, que era la dominante hasta la llegada de esta nueva cepa", indica.

Por el momento, la importancia que tiene para los médicos de Atención Primaria demostrar la llegada de esta variante es saber "a ciencia cierta" a lo que se enfrentan: una cepa -dicen- con una capacidad mucho mayor de infectar a la población, a la que recomiendan mantener y reforzar las medidas asumidas en estos meses de pandemia. 

"Si antes era importante hacer caso de las recomendaciones sanitarias, ahora mucho más porque la variante británica es más contagiosa"

"Si antes era importante hacer caso de las recomendaciones sanitarias (usar la mascarilla, evitar las aglomeraciones y los desplazamientos innecesarios...), si se confirmara la presencia de la variante británica sería muchísimo más, porque es más contagiosa", avisa este médico. 

Mismos síntomas, pero mayor capacidad de infectar

En el lado positivo, no se ha demostrado hasta el momento que la británica sea más virulenta que el resto y además Pfizer ha confirmado este jueves la eficacia de su vacuna contra estas nuevas variantes. "La gravedad no varía y los síntomas son parecidos. De hecho, aquí en Teruel se ha visto que hay un repunte de contagios pero no se ha producido un aumento muy significativo de casos graves", señala Lozano, que basa sus sospechas en la proximidad geográfica a Valencia, una de las zonas donde más se detecta esta variante. 

"La proximidad geográfica juega un papel importante. Teruel y Valencia están pegadas y hay mucha relación de todo tipo. Además es algo que ya hemos visto antes, en la primera oleada, cuando Madrid era la región más afectada y fueron cayendo después las provincias que la rodeaban", indica. 

Para detectar esta variante, los médicos insisten en que hace falta realizar una secuenciación genómica, y reclaman para ello a las autoridades que "doten" de las herramientas necesarias a los centros de salud y los hospitales. "Si se confirmase la llegada de la vertiente británica sería una noticia importante porque luchamos contra un adversario con una capacidad de infectar mucho mayor y habría que hacer énfasis de nuevo en seguir estrictamente las medidas sanitarias", recalca. 

Después de un año de restricciones y renuncias para frenar la pandemia, este especialista entiende que la gente "empieza a estar cansada" de "llevar la mascarilla" y cumplir con las medidas pautadas, pero insiste en que si antes era importante hacerlo, ahora es "imprescindible", porque el virus no da tregua. "El coronavirus no es un malo de película que decida hacer esto porque quiere. Va a seguir contagiando gente y no se va a detener. El virus solamente desaparece dentro de un huésped y como todos los seres vivos de este planeta su primer objetivo es la supervivencia", reitera este médico, preocupado por la carga asistencial que soportan los centros de salud y los hospitales. 

"Es una presión que llevamos día tras día tras día... porque además del coronavirus siguen existiendo todas las demás enfermedades. Hay infartos, diabéticos, fracturas, intervenciones quirúrgicas... En ese sentido, los médicos notamos la presión y el cansancio psicológico, pero eso no merma nuestro compromiso y nuestro esfuerzo en detener la pandemia", concluye Lozano. 

Etiquetas
Comentarios