Despliega el menú
Teruel

 pandemia

El brote de la prisión de Teruel se extiende a 104 internos

Los dos centros de salud de la capital están en cabeza de Aragón por el número de contagios confirmados.

Carcel de Teruel /2019-07-12/ Foto: Jorge Escudero [[[FOTOGRAFOS]]][[[HA ARCHIVO]]]
La prisión de Teruel ha sido objeto de una reciente ampliación.
Jorge Escudero

Los dos centros de salud de Teruel han liderado este miércoles las cifras de contagios en Aragón con 36 positivos en el Centro Histórico y 35 en el Ensanche. La expansión de la pandemia, que ha provocado la aplicación por la DGA de restricciones añadidas de movilidad y contacto social, presiona también a los centro sanitarios. La planta covid del hospital Obispo Polanco ha pasado de 44 a 48 pacientes, aunque la uci ha tenido un ligero alivió al bajar de siete a seis ingresados -cinco de los por la pandemia- sobre un total de ocho camas disponibles.

El principal brote de la ciudad es el detectado en la prisión provincial, que ha duplicado el número de infecciones confirmadas entre los internos, al aumentar de 51 el martes a 104, además de dos trabajadores también afectados Los presos positivos, asintomáticos o con síntomas leves, están aislados en celdas individuales. La disponibilidad de locales desocupados en el centro, que cuenta con un módulo nuevo desde hace cuatro años que no llegó a ocuparse, ha facilitado el confinamiento de los infectados.

La dirección ha suspendido los permisos desde la primera quincena de enero como medida de precaución y están canceladas también todas las actividades grupales, como las salidas al patio o los talleres ocupacionales. Una fuente de la Delegación del Gobierno no descarta que puedan aparecer más casos de la covid-19 al estar pendientes los resultados de algunos PCR realizados a toda la población reclusa, formada por 186 hombres. Adelanta también que una vez superado el confinamiento por los contagios actuales se procederá a un nuevo "crivado masivo" entre los internos para detectar posibles casos.

Un funcionario de la cárcel ha reclamado test para la detección de contagios para toda la plantilla porque ahora solo se hacen pruebas a los empleados que han mantenido contactos estrechos con reclusos infectados o que presentan síntomas de la pandemia. El trabajador alerta de que la tensión es creciente en el centro y denuncia un incremento notable de la carga de trabajo. 

El empleado de la prisión denuncia una sensación de "olvido" por parte de la Administración, que a su juicio no valora suficientemente el esfuerzo de estos funcionarios que trabajan en recintos cerrados y en un ambiente cada vez más tensionado por la suspensión de algunos derechos de los internos para cortar la transmisión de la enfermedad. La misma fuente ha aclarado que no se han registrado incidentes de consideración, pero sí algunas manifestaciones de crispación por parte de los reclusos, como insultos o el golpeo de puertas.

Etiquetas
Comentarios