Despliega el menú
Teruel

Una web suma más de 2.300 socios publicando solo fotos de los cielos de la provincia de Teruel

La página, ‘¡Cielos, Teruel!’, se ha convertido en un medio de promoción turística para el territorio y en un nexo de unión entre habitantes de distintas comarcas. Creada hace siete años, recibe a diario una media de 50 imágenes del firmamento, muy atractivo por la falta de contaminacion ambiental y lumínica.

De Marta Herce, la foto de esta higuera rota con una tormenta al fondo está tomada en Alcañiz.
De Marta Herce, la foto de esta higuera rota con una tormenta al fondo está tomada en Alcañiz.
Heraldo

Nada de sesudos razonamientos de crítica artística, denuncia social o debate político. El único objetivo de la página web ‘¡Cielos, Teruel!’ es atesorar fotos de los estupendos cielos que tiene la provincia y que los internautas se relajen observándolas y comentando las sensaciones que surgen en torno a ellas.

Con esta premisa, ‘¡Cielos, Teruel!’, nacida en 2013, suma más de 2.300 miembros y acumula decenas de miles de imágenes del firmamento turolense, al que la falta de contaminación ambiental y lumínica así como la altitud de muchos puntos de la provincia, por encima de los 900 metros sobre el nivel del mar, lo hace especialmente atractivo.

«Cada día entran una media de 40 o 50 nuevas fotografías», explica el creador de la web, Tino Quílez, un técnico de laboratorio y auxiliar de clínica que desde que llegó a la capital turolense hace 35 años desde su Castelserás natal siempre se sintió «maravillado» por los fabulosos cielos del sur de la provincia, los cuales no tienen encima una ‘boina’ de contaminación, como ocurre en otros territorios. La página, no obstante, aglutina fotos de todas las comarcas turolenses.

Tino Quílez, creador de la web, muestra una foto del cielo de Teruel.
Tino Quílez, creador de la web, muestra una foto del cielo de Teruel.
Heraldo

«La gente sale a pasear con el perro, o simplemente a hacer un poco de ejercicio, y se asombra de la espectacularidad del cielo y quiere compartir la imagen con otras personas», explica Quílez para justificar el éxito de ‘¡Cielos, Teruel!’. «Además –continúa– ahora todos nos sentimos reporteros gracias a las nuevas tecnologías».

La web se ha convertido en una forma de promocionar Teruel a través de uno de sus activos naturales más potentes, como son sus cielos, de gran belleza y colorido en cualquier época del año. Entre el inmenso repertorio de imágenes, hay verdaderas joyas de la fotografía, destaca Quílez.

Además, la web, que toma su nombre de una campaña publicitaria surgida en los años 80 con el lema ‘¡Cielos, Teruel!’ y que se hizo muy popular, está fomentando los lazos de unión entre turolenses del Bajo Aragón y de la mitad sur de la provincia, dos zonas separadas por tres puertos de montaña y carreteras muy necesitadas de modernización. Asimismo, es un punto de acercamiento entre los habitantes de la provincia y quienes han tenido que emigrar.

«Al ser los cielos un tema universal, carente de credos e ideologías, la web nos facilita hablar entre unos y otros, aunque solo nos conozcamos de vista o ni de eso», dice Quílez. La página digital hace posible «que todos veamos los amaneceres de otros pueblos». ‘¡Cielos, Teruel!’ se ha hecho muy conocida y hasta tiene una pequeña lista de espera para entrar. Tino no quiere que se cuelen en ella «prestamistas, anunciantes, iluminados, perfiles falsos o quien solo quiere subir fotos de las fiestas de su pueblo». «Este es un grupo de cielos», remarca.

Etiquetas
Comentarios