Despliega el menú
Teruel

agua

El pantano de Escuriza en Oliete precisa reparaciones que cuestan cinco millones o quedará inutilizado

Regantes, ayuntamientos y comarcas urgen financiación para poder salvar el embalse, que ha empezado a vaciarse.

El pantano de Escuriza, en el río del mismo nombre y afluente del Martín.
El pantano de Escuriza, en el río del mismo nombre y afluente del Martín.
Heraldo.es

El pantano de Escuriza, uno de los más antiguo de Aragón, necesita una inversión de unos cinco millones de euros para continuar operativo puesto que, actualmente, no cumple con las condiciones de seguridad y garantías suficientes como para seguir manteniéndose activo. La presa del arroyo del Escuriza, de cuatro hectómetros de capacidad, está situada en el término de Oliete y colinda con Alloza y Estercuel. A diferencia de prácticamente todos los embalses del país, éste es propiedad privada y pertenece a las comunidades de regantes de varios pueblos de las comarcas del Bajo Martín y Andorra Sierra de Arcos; aunque el porcentaje mayoritario, un 38%, pertenece a los regantes de Híjar.

El presidente, tanto del sindicato hijarano como del sindicato de riegos del propio pantano, Pedro Manuel Luengo, destaca que para los regantes es "totalmente inasumible" la inversión que contempla el último estudio –unos cinco millones de euros– así como el coste del mantenimiento anual de la obra, que rondaría los 100.000 euros anuales. "Si no ponen dinero las Administraciones o se hacen cargo, como de otros pantanos, es imposible mantenerlo", subraya.

El Ministerio de Transición Ecológica ya notificó a los regantes implicados en marzo de 2019 que tenían un año para realizar las mejoras necesarias o que se debía proceder a su desembalsado y clausura, "siempre respetando el medio ambiente".

El requerimiento contemplaba que el pantano no cuenta con accesos seguros para actuar en caso de grandes avenidas y es impracticable en una situación normal; que existen filtraciones en la presa que requieren inyecciones de cemento; que uno de los aliviaderos no cumple los requisitos de capacidad de desagüe; que los desagües de fondo no están operativos; y que una de las tomas no funciona. Además, se trata de una infraestructura enmarcada dentro de la Categoría A, que corresponde a las presas cuya rotura o funcionamiento incorrecto puede «afectar gravemente a núcleos urbanos o servicios esenciales, o producir daños materiales o medioambientales muy importantes», según la clasificación de presas que realiza el Ministerio.

Los regantes pidieron una prórroga en marzo de este año y tanto el Ministerio como la CHE aceptaron seis meses, cumpliéndose el plazo el pasado 30 de septiembre. Ahora, los regantes de Híjar han decidido mantener el nivel del agua al 30%-40% puesto que desembalsarlo de golpe, "supondría graves daños en el medio", aseguran. Como ejemplo, detallan que el lodo que expulsaría el embalse acabaría con la flora y la fauna de las riberas. El objetivo es mantener el caudal así mientras "continúan las negociaciones con las Administraciones".

Alcaldes, comarcas y regantes explican que la financiación podría llegar a través de los convenios de Transición Justa o del Fondo de Inversiones de Teruel. Lo que sí tienen claro todos los implicados, pese a los conflictos que genera el uso del agua, es que si no intervienen las administraciones, "no hay manera de salvar el embalse".

Para tratar el asunto, recientemente se reunieron en Andorra las comunidades de regantes, los alcaldes afectados y los representantes de las dos comarcas. "Fue una primera toma de contacto y nos hemos emplazado a otro encuentro más adelante", dice la presidenta de la comarca Andorra Sierra de Arcos, Marta Sancho, sin querer entrar en detalles.

La presa de Escuriza es una de las pocas construidas en el siglo XIX que se conservan en España. Está situada en Los Congostos, un recóndito paraje entre los términos municipales de Estercuel, Oliete y Alloza.

Esta zona está incluida en varias rutas senderistas de la Comarca Andorra Sierra de Arcos y supone uno de los parajes más espectaculares del territorio, pese a que el acceso requiere un alto grado de dificultad. Por ello, también se baraja que, en caso de que se consiga financiación, el agua del pantano del Escuriza se pueda destinar a otros usos además del agrícola como recreativo, turístico o de boca.

Etiquetas
Comentarios