Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

El Maestrazgo registra la mayor concentración de rayos por tormentas de toda la Península

Un estudio de la Aemet revela que Mosqueruela y La Iglesuela reciben una media de 6 descargas eléctricas por kilómetro cuadrado al año frente a una de media estatal.

Metereologia, clima, tiempo, tormenta, aparato electrico, rayo. Tormenta con rayos en Teruel. Foto Antonio Garcia. 24-05-08 [[[HA ARCHIVO]]]
Descarga eléctrica durante una tormenta en la capital turolense.
Antonio Garcia/Bykofoto

El Maestrazgo es la zona de la Península Ibérica en la que caen más rayos, a pesar de que el Pirineo aragonés y catalán la superan ampliamente en número de tormentas al año, según un reciente informe de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) que analiza datos de tormentas y rayos en todo el Estado desde 2007 a 2016.

El estudio concluye que los municipios del Maestrazgo de La Iglesuela del Cid y Villafranca del Cid (Castellón) así como Mosqueruela y Valdelinares en la vecina comarca de Gúdar-Javalambre constituyen «la zona de mayor densidad de descargas en la Península», con una media de seis rayos por kilómetro cuadrado al año y con la primavera y el verano como estaciones de más actividad. La cifra multiplica por siete la media estatal, de 0,93 por kilómetro cuadrado.

La investigación apunta al «realce orográfico como factor desencadenante de tormentas en primavera y verano, así como a la convergencia de vientos –húmedos y cálidos del Mediterráneo con los fríos que llegan del interior–, que hace de esta zona la de mayor actividad ceráunica de España». La zona de máximas concentraciones coincide, precisamente, con la denominada Sierra del Rayo.

El estudio ‘Climatología de descargas eléctricas y de días de tormenta en España’, realizado por José Ángel Núñez, Jesús Riesco y Manuel Antonio Mora, revela que las principales concentraciones de actividad tormentosa durante la década analizada se producen en el extremo norte de la provincia de Huesca y, sobre todo, al norte de Lérida, Barcelona y Gerona, con áreas de entre 35 y 40 días tormentosos al año, por encima de la confluencia de las provincias de Teruel y Castellón en el Maestrazgo, que se quedó entre 30 y 35.

A pesar de estar por debajo en cuanto a actividad tormentosa, el Maestrazgo registra más rayos por tormenta que el Pirineo, con un media de entre 40 y 50 rayos por tempestad. En general, las tormentas que se desatan en el arco costero comprendido entre Alicante y Barcelona así como en su prolongación hacía la provincia de Teruel generan más actividad eléctrica que en el resto de la Península Ibérica.

El número de tormentas decrece hacia el este y hacia el sur peninsular, con mínimos de entre seis y siete días al año en la costa mediterránea de Andalucía oriental, entre Motril (Granada) y Vera (Almería). Sin embargo, la zona con menos descargas eléctricas se da en la provincia de La Coruña, con menos de 0,1 rayo por kilómetro cuadrado, una frecuencia sesenta veces inferior a la del Maestrazgo de Teruel.

Fallecidos por las descargas

La consecuencia más grave e irreparable de las descargas eléctricas son las víctimas mortales, pero, afortunadamente, la tendencia del país ha sido claramente descendente desde los años cincuenta del siglo XX debido a la despoblación rural, a la mayor concienciación social sobre el riesgo de las descargas eléctricas y a las alertas meteorológicas. Mientras que en 1955 murieron en España 133 personas alcanzadas por un relámpago, en todo el periodo 1965-2005 la cifra bajó a 52.

El último caso de un fallecimiento por caída de rayos en la provincia de Teruel no se registró en el Maestrazgo, sino en la localidad de Cascante del Río el 27 de agosto de 2017. Una descarga durante una tormenta alcanzó mortalmente a un ciclista de la vecina Cubla.

Dentro del periodo analizado por la Aemet, el año más agitado fue 2014, con cerca de dos millones de rayos y el más tranquilo 2012, con unos 700.000. El mes más proclive fue septiembre, con el 24% del total, y febrero el más calmado, con el 1%.

En cuanto al resto de Aragón, la zona con menos rayos se detecta en el extremo occidental del Valle del Ebro, con menos de 0,5 rayos caídos por kilómetro cuadrado al año. En la zona central de la cordillera de los Pirineos dentro de la Comunidad se alcanza una densidad de entre 3,5 a 4 descargas anuales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión