Despliega el menú
Teruel

Colgado a 15 metros para limpiar la iglesia

Un guía de escalada empleado en la tirolina de Fuentespalda ha aprovechado sus conocimientos para quitar malas hierbas de la fachada del templo.

Aitor Rodríguez en lo alto de la iglesia
Aitor Rodríguez en lo alto de la iglesia
M. C.

Aitor Rodríguez ha cambiado la tirolina de Fuentespalda, donde trabaja habitualmente, por la iglesia del Salvador de esta localidad, a la que se ha encaramado a 15 metros de altura para limpiar la fachada de las plantas silvestres que crecen en ella. Aprovechando que el atractivo turístico no está abierto, ha cogido sus cuerdas y su arnés y se ha atado a unas vigas de hierro del templo para llevar a cabo su objetivo. "Aunque las plantitas pueden quedar muy bien, hay que quitarlas porque terminan siendo peligrosas. Sus raíces acaban entrando por el edificio y pueden hacer caer un trozo de losa a la calle", explica este guía de escalada. 

El pueblo de Fuentespalda, en la comarca turolense del Matarraña, disfruta de un paisaje envidiable y su archivo municipal ha sido objeto de estudio de los principales investigadores de la historia aragonesa, aunque ahora su principal atractivo es la tirolina: 2 kilómetros a 120 kilómetros por hora.

Baja desde un pinar municipal y llega a las inmediaciones de la ermita de San Miguel, junto al casco urbano del pueblo. La bajada cuesta 28 euros (hay precios especiales por grupos), y se contrata en una oficina situada en el centro del pueblo; allí se equipa a los aventureros con chaleco y casco, se dan las primeras instrucciones de seguridad y se hacen los grupos para subir en 4x4 por la pista forestal que lleva al punto de salida, en un trayecto de aproximadamente 10 minutos.

Etiquetas
Comentarios