Despliega el menú
Teruel

Teruel

El Ayuntamiento de Teruel prevé reanudar las obras de la piscina el próximo mes de diciembre

Los trabajos llevan parados 9 meses debido a la aparición de un cable eléctrico soterrado que afecta a la zona donde irá el vaso

Teruel
Las obras de la nueva piscina climatizada -se construye en Los Planos- se pararon hace 9 meses.
Antonio Garcia/Bykofoto

Las obras de la nueva piscina climatizada de Teruel, paralizadas desde hace nueve meses, podrían reanudarse a principios del próximo mes de diciembre. Esta es, al menos, la previsión del Ayuntamiento turolense, que tiene pensado dar instrucciones en esa fecha a la empresa constructora para que retome los trabajos del proyecto considerado "estrella" en la actual legislatura municipal.

El Consistorio confía en que a finales de este año ya habrá sido retirado el cable eléctrico de media tensión hallado en el subsuelo y cuya aparición obligó a interrumpir las obras, al encontrarse justo en los terrenos donde irá el vaso de la piscina.

Sin embargo, los problemas en esta obra presupuestada en 4 millones de euros y muy demandada por la ciudadanía podrían continuar. La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, afirmó este lunes que la empresa adjudicataria está poniendo "muchas complicaciones", al haber planteado un proceso contencioso administrativo contra el Ayuntamiento por no permitirle en su momento paralizar las obras. Según explicó Buj, la constructora presentó un modificado del proyecto que suponía un aumento del coste inicial en un 73%, una subida que no fue admitida.

El retraso en la construcción de la nueva piscina climatizada de Teruel ha enfrentado al equipo de gobierno municipal –integrado por el Partido Popular y Ciudadanos– y al principal partido en la oposición, el PSOE. El portavoz de este último, Samuel Morón, acusó este lunes a la alcaldesa de "marear la perdiz y no decir la verdad". A su juicio, todo el problema reside en que la constructora "presentó inicialmente un presupuesto con una baja temeraria del 13% sobre la cuantía con la que la obra salió a concurso y ahora no le salen las cuentas para continuar con los trabajos". Según Morón, "la constructora no quiere seguir con la obra, y esa es toda la cuestión".

El portavoz del grupo municipal socialista manifestó que, a la vista de lo ocurrido, "lo más correcto por parte del Ayuntamiento de Teruel hubiera sido no admitir la baja temeraria". Samuel Morón destacó, no obstante, que "los técnicos dijeron que esta disminución del coste estaba fundamentada". Por su parte, la empresa no respondió ayer al ofrecimiento de este medio de comunicación para expresar su postura.

El centro de San Julián, para 2021

El Ayuntamiento ha iniciado también la compra del mobiliario para equipar el centro social de San Julián, que se abrirá a primeros de 2021. Además, ha formalizado un contrato de 16.335 euros para instalar la iluminación de Navidad.

Etiquetas
Comentarios