Despliega el menú
Teruel

municipal

Un árbol recuerda en la Glorieta de Teruel la muerte de bebés recién nacidos o durante la gestación

La alcaldesa, Emma Buj, participa en un acto simbólico y anuncia que el cementerio municipal dedicará un espacio al mismo problema.

Plantación de un árbol en La Glorieta para concienciar sobre la muerte gestacional o neonatal.
Plantación de un árbol en La Glorieta para concienciar sobre la muerte gestacional o neonatal.
Heraldo.es

El Ayuntamiento de Teruel ha plantado este jueves un árbol en La Glorieta para concienciar a la población sobre la repercusión personal y social que tiene la muerte gestacional o neonatal. El ejemplar, de la especia liquidambar, ha quedado acondicionado en una zona ajardinada durante un acto en el que ha participado la alcaldesa, Emma Buj, y varias familias afectadas por el fallecimiento de bebés recién nacidos o durante la gestación. 

La portavoz de los afectados. Rocio Azañero, ha afirmado que los padres necesitan un lugar para "honrar y recordar" a los bebés fallecidos y el árbol plantado en la Glorieta es "un sitió al que ir". Azañero ha reclamado más sensibilidad social sobre este problema y que se permita a los padres disponer de los restos de sus bebés, independientemente del tiempo de gestación en el que se produce la muerte. 

Rocío Azañero ha pedido que se "humanice" el protocolo de atención a los padres afectados, pero ha aclarado que en el hospital Obispo Polanco de Teruel la atención ya es muy considerada con los afectados.

La alcaldesa ha señalado que el árbol plantado en La Glorieta es "un lugar simbólico para recordar a los hijos fallecidos". Y ha adelantado que el Ayuntamiento "buscará en el cementerio un lugar agradable donde poner un pequeño jardín que simbolice a los niños no nacidos pero que los padre los sienten de la familia y quieren recordarlos". 

Etiquetas
Comentarios