Despliega el menú
Teruel

teruel

La crisis por la covid triplica la cifra de familias que compran en el economato de Cáritas

La organización humanitaria alerta de que el número de personas con renta insuficiente seguirá subiendo en la provincia de Teruel.

Una voluntaria atiende el economato de Cáritas en Teruel, al que acuden más de 200 familias.
Una voluntaria atiende el economato de Cáritas en Teruel, al que acuden más de 200 familias.
M. A. M.

La crisis económica derivada de la pandemia de coronavirus ha triplicado el número de familias de la capital turolense que acuden a comprar al economato de Cáritas al carecer de renta suficiente para hacer frente a los gastos diarios de alimentación e higiene. Según datos aportados por la organización humanitaria, mientras el pasado mes de marzo –justo antes de que se decretara el confinamiento– eran 82 los núcleos familiares que recurrían a este supermercado en el que los precios de los productos son casi simbólicos, ahora suman 233.

El director de Cáritas en Teruel, Juan Marco, advirtió esta semana de que el índice de beneficiarios del economato –son evaluados previamente por la entidad– «seguirá subiendo», debido, según dijo, a la destrucción de empleo que se está produciendo por efecto de la pandemia y a los bajos salarios de muchas personas. «Mucha gente va a estar fuera del mercado laboral y otros, aún estando dentro, estarán necesitados, porque con 800, 900 o 1.000 euros no se puede mantener dignamente a una familia», argumentó. «Estamos muy mal y aún no hemos tocado fondo», agregó.

Marco hizo estas declaraciones al hilo de la visita a las instalaciones del presidente de la Diputación Provincial de Teruel  (DPT), Manuel Rando. La institución supramunicipal aporta 40.000 euros anuales para el mantenimiento del economato y su presidente se comprometió a mantener la subvención «porque la ayuda de Cáritas es ahora más necesaria que nunca». «Si es preciso –subrayó Rando–, quitaremos los fondos de otras aportaciones para seguir apoyando a quien lo precisa».

Alquiler y farmacia

Otros indicadores avalan igualmente la preocupación de Cáritas por el mayor empobrecimiento de la población turolense. En lo que va de año, la oenegé ha repartido alimentos a 109 familias, cuando en el mismo periodo del año pasado –de enero a septiembre– solo hubo 83 familias solicitantes. El número de ayudas para pago de alquiler de vivienda también se ha incrementado, pasando de 133 en 2019 a 174 en 2020. Asimismo, Cáritas ha entregado este año 115 subvenciones destinadas al abono de facturas de agua, electricidad u otros suministros, cuando en 2019 solo fueron 98.

Con todo, la cifra que más se ha disparado es la referente a ayudas para farmacia, pues de las 67 que Cáritas concedió entre enero y septiembre de 2019, en el mismo periodo de 2020 se ha elevado hasta un total de 1.004.

A juicio de Juan Marco, otro dato que habla muy a las claras del aumento del número de turolenses que atraviesan penurias es el incremento de ventas en las tiendas de ropa de segunda mano que gestiona la institución humanitaria. «Tenemos muchos más clientes y ello es debido a la mayor necesidad que existe; la conclusión es clara y evidente», subrayó.

Etiquetas
Comentarios