Teruel
Suscríbete por 1€

aragón

Repollés asegura horas antes de la protesta que los hospitales de Teruel estarán listos en 2023

La consejera rechaza incluir más habitaciones individuales e indigna a los vecinos al decir que caerá la población. Tampoco confirma si el nuevo centro tendrá radioterapia, una de las peticiones de los colectivos que hoy se movilizan.

La consejera de Sanidad visitó el hospital Obispo Polanco, que se ha quedado pequeño.
La consejera de Sanidad visitó el hospital Obispo Polanco, que se ha quedado pequeño.
Jorge Escudero

La consejera de Sanidad del Gobierno aragonés, Sira Repollés, aseguró este jueves en Teruel que el futuro hospital de esta ciudad y el de Alcañiz estarán terminados en 2023. Su visita se produjo a menos de 24 horas de que turolenses y alcañizanos, convocados por asociaciones vecinales y la plataforma Teruel Existe con el apoyo del Colegio de Médicos, salgan hoy a la calle para formar una cadena humana que exigirá hospitales modernos y en los plazos previstos.

Pero el discurso positivo de Repollés, lejos de calmar los ánimos, ha incendiado la opinión de asociaciones vecinales y partidos políticos, al decir que el futuro hospital de Teruel no necesita más de un 41% de habitaciones individuales –los manifestantes piden un mínimo del 80%– porque la población de la provincia no solo no va a crecer en los próximos 20 o 30 años sino que va a disminuir.

La consejera puntualizó que el actual volumen de ocupación del Obispo Polanco –un 60%– unido a la previsión de descenso poblacional hacen injustificable dotar al centro de más estancias individuales ya que incluso las dobles podrán usarse de forma individual. Completó su alegato diciendo que en los estándares de calidad de un hospital "jamás se incluyen las habitaciones individuales", que una mayoría de pacientes no conceden a este elemento "más interés que el puro confort" y que "muchos usuarios" prefieren habitación compartida.

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, del PP, tachó de «demoledor» para la provincia el argumento de la pérdida de habitantes para rechazar un aumento del número de habitaciones individuales, "y ello –enfatizó– porque lo dice, nada menos, una representante del Gobierno aragonés". Buj afirmó que, tras las palabras de Repollés, participará hoy en la movilización, una decisión que aún no había tomado en firme. "Soy la alcaldesa, represento a los turolenses y mi obligación es reivindicar lo que pide Teruel", dijo.

El presidente de la Federación de Asociaciones Vecinales de Teruel, Pepe Polo, consideró que Repollés "ha insultado a la población". "Para esto, mejor que no hubiera venido", subrayó. El líder vecinal denunció que "el Instituto Nacional de Estadística puede decir que vamos a decrecer, pero no puede hacerlo una persona que gobierna, que está en el poder y que debe apostar por revertir la situación". "La consejera condena a los turolenses", sentenció Polo. También Cs reclamó más habitaciones individuales mientras que IU y Espacio Municipalista llamaron a secundar la protesta.

Repollés también echó balones fuera sobre la petición vecinal, avalada por 36.000 firmas recogidas en apenas dos semanas, para que el nuevo hospital de Teruel tenga una unidad de Radioterapia. Dijo que "no tendría sentido" construir ahora el habitáculo para el acelerador sin saber qué tipo de aparato se va a comprar y que no se ha adquirido todavía ninguno porque hasta dentro de tres años no está previsto usarlo.

La única de las demandas vecinales asumida por el Departamento de Sanidad es la creación de un circuito diferenciado para pacientes infecciosos, habida cuenta de la pandemia de coronavirus que azota al país.

Aunque la construcción de los hospitales de Teruel y Alcañiz arrastra un retraso de más de 10 años debido a paralizaciones por modificaciones de proyectos y problemas con las empresas constructoras, Repollés expresó el "compromiso de este Gobierno" con la puesta en marcha de los dos centros y siguió dibujando un escenario provechoso.

Parón "providencial"

La titular de Sanidad calificó de "providencial" el parón de las obras del lote 2 –cerramientos y tabiquería– del hospital de Teruel el pasado mes de junio, pues, según dijo, ha permitido mejorar aún más el proyecto atendiendo a las reivindicaciones de los jefes de Servicio del Obispo Polanco. Y todo ello sin interrumpir el desarrollo de la construcción, que –aseguró– ha seguido con otros lotes.

Respecto al hospital de Alcañiz, explicó que tiene previsto viajar a esta ciudad para hablar de las obras –paradas desde hace meses– y anunció que estas saldrán a licitación –será la tercera vez– en lo que queda de año para poder reiniciarse los trabajos en la primavera de 2021. El portavoz de la coordinadora de la España Vaciada en Alcañiz, Antonio Saz, no ocultó su perplejidad por el hecho de que Repollés "precise los detalles de los nuevos proyectos hospitalarios justo un día antes de las movilizaciones, cuando en ambas ciudades llevamos requiriendo su presencia mucho tiempo". Saz reclamó "que se pongan fechas y se cumplan".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión