Despliega el menú
Teruel

Los consultorios locales de Teruel, sin teléfono fijo en la era digital

Así ocurre, al menos, en El Castellar, Monteagudo del Castillo y El Pobo, tres de los ocho municipios adscritos al centro de salud de Cedrillas.

La consulta de Monteagudo, sin teléfono y con escalones
La consulta de Monteagudo, sin teléfono y con escalones
A. G./Bykofoto

Mientras se promociona la consulta telefónica como barrera a la transmisión de covid y la telemedicina avanza, en la provincia de Teruel hay consultorios locales que no tienen ni teléfono fijo. Así ocurre, al menos, en El Castellar, Monteagudo del Castillo y El Pobo, tres de los ocho municipios adscritos al centro de salud de Cedrillas, con algo más de 1.100 cartillas. La pandemia ha puesto todavía más, negro sobre blanco, las carencias endémicas de la sanidad en el medio rural turolense.

No solo eso. En muchos casos, tampoco hay buena cobertura de telefonía móvil e internet, lo que provoca que el médico permanezca incomunicado. En tal situación, el bar del pueblo se convierte en el gran aliado de la sanidad, pues su propietario se encarga de llevar cualquier aviso al doctor.

A ello se suman las barreras arquitectónicas. Escalones -hasta 10 en El Castellar- que preceden a la puerta de entrada a los consultorios y que deben ser superados, en la mayoría de los casos, por ancianos con escasa movilidad. Otro problema es el elevado coste de la calefacción. Los ayuntamientos pequeños -que se encargan de su mantenimiento- no pueden asumir el gasto que supone caldear el edificio para unas horas de consulta a la semana. "El sitio está helado. Llega el paciente con un tobillo inflamado y se va con una pulmonía", se queja el coordinador del centro de salud de Cedrillas, Eduardo Comas, para quien el cuidado de los consultorios debería depender de la DGA. A su juicio, la Atención Primaria es "básica" y si dispusiera de medios "los hospitales tendrían mucho menos trabajo".

Más pacientes, menos médicos

En los centros de salud más grandes, como los de la capital turolense, el principal problema es la falta de personal. A la escasez de profesionales ya crónica se añade ahora que algunos médicos están de baja al contagiarse de covid, con las dificultades que supone encontrar sustitutos dispuestos a trabajar en el territorio turolense.

Como destaca el coordinador en funciones del centro de salud Teruel Ensanche y portavoz de Fasamet en Teruel, Mariano Lozano, Aragón figura entre las autonomías con más profesionales contagiados y Teruel no ha sido ajena a esta circunstancia negativa.

A ello se añade que ahora hay un mayor número de enfermos. "Junto a la covid, conviven las patologías de siempre; siguen llegando pacientes con bronquitis, apendicitis e infartos", subraya Lozano. Entre otros, los centros de salud de Monreal del Campo, Báguena, Albarracín o Utrillas, están también "muy justos de personal", dice Lozano.

Etiquetas
Comentarios