Despliega el menú
Teruel

Andorra, con una incidencia de covid al alza, afronta su tercera semana de confinamiento

Bares y restaurantes cerrados y calles desiertas. El prolongado aislamiento está haciendo mella en el ánimo de los vecinos y comerciantes de la Villa Minera.

El centro de Andorra estaba ayer casi vacío, una imagen muy distinta a la habitual.
El centro de Andorra estaba ayer casi vacío, una imagen muy distinta a la habitual.
M. Quílez

Andorra afronta su tercera semana de confinamiento -según se confirmó este jueves- tras arrojar una incidencia del virus totalmente descontrolada de 1.184 casos por 100.000 habitantes. Siete días más de confinamiento perimetral y permanencia en fase 2; con controles ininterrumpidos en los accesos a la localidad y la tarea pendiente de reducir al máximo los movimientos dentro del propio municipio, que, desde la última semana de agosto acumula 251 casos positivos.

Los datos no eran buenos el jueves. Por detrás de Ejea de los Caballeros (también confinada), la zona de salud andorrana alcanzaba los 15 nuevos contagios. La incidencia de la covid ha aumentado de forma muy significativa debido tanto a la permanencia de brotes en instituciones cerradas como a la transmisión comunitaria. La semana pasada había 689 casos por 100.000 habitantes y cuando se decidió confinar a la localidad el nivel era mucho menor, de 800 casos por 100.000 habitantes.

"El músculo financiero se acaba. Tenemos que ser imaginativos"

Para el alcalde, Antonio Amador, seguir confinados es una decisión de Salud Pública que "hay que respetar, porque ellos son los expertos". "Como Ayuntamiento debemos hacer lo que les pedimos a todos los vecinos, que es cumplir escrupulosamente todas las normas", dijo el primer edil. Insistió en que son "casos aislados" los que se saltan los controles para salir y entrar por el municipio.

Pagando las consecuencias de la situación están especialmente inmersos los autónomos, sobre todo del sector servicios y el comercio. Algunos, han bajado la persiana. "El músculo financiero se acaba. Tendremos que ser imaginativos pero necesitamos ayuda", declaró el presidente de la Asociación Empresarial de Andorra Sierra de Arcos y Bajo Martín (AEA), Roberto Miguel.

Etiquetas
Comentarios