Despliega el menú
Teruel

Infraestructuras

Renfe 'jubilará' parcialmente los tamagotchi de Teruel a Zaragoza y pondrá trenes más rápidos

Prevé incorporar unidades TRD-594, que alcanzan los 160 kilómetros por hora.

El D-596 o tamagotchi ha sufrido cinco averías en el trascurso de un mes.
El D-596 o tamagotchi ha sufrido cinco averías en el trascurso de un mes.
Heraldo.es

Renfe tiene previsto incorporar a la línea Zaragoza-Teruel un modelo de tren, el TRD 594, que ofrece mejores prestaciones que el D-596, conocido popularmente como ‘tamagotchi’ y que en los últimos días ha sufrido un rosario de averías que ha indignado a la población. Si bien la compañía ferroviaria destaca que no ha habido reclamaciones de los viajeros afectados por las incidencias, lo cierto es que estos sí han solicitado la devolución del dinero del billete y han expresado verbalmente su malestar por los retrasos derivados de los fallos mecánicos del D-596.

Los TRD 594 no sustituirán a todos los tamagotchi que cubren la línea sino que compartirán con ellos y con otro tipo de tren, el D-599 –más moderno y potente que ambos y que ya circula entre Teruel y Zaragoza– los trayectos entre las dos capitales aragonesas. Actualmente, el tamagotchi está asignado al primer servicio de la mañana Teruel-Zaragoza y al último de la tarde en sentido inverso. Recibe el curioso nombre por su pequeño tamaño y por las muchas atenciones que necesita.

Esta ‘jubilación’ parcial de los tamagotchi podría ser una solución provisional a los continuos problemas que registra este tren entre Teruel y Zaragoza en tanto llega el nuevo material ferroviario encargado por Renfe y que todavía está en proceso de fabricación. «En cualquier caso –explican desde la compañía ferroviaria–, la incorporación de los TRD-594 demuestra el compromiso que existe por parte de Renfe con la línea de Teruel, pues intenta dar el mejor servicio a la población», indican fuentes oficiales de la empresa. 

Aunque aún no hay una fecha fijada para la sustitución parcial de los tamagotchi, está previsto que esta se produzca «en los próximos meses», dicen desde Renfe.

El TRD-594 ya circuló por la línea turolense en los años 90, siendo sustituido, precisamente, por los tamagotchi, un modelo más antiguo que aquel, pero remodelado en los años 80. En sus inicios, el TRD-594 también daba fallos por sobrecalentamiento del motor, pero, al parecer, según explican fuentes ferroviarias, este problema ha sido eliminado al destinar uno de sus cuatro motores a la generación de aire acondicionado y calefacción en los vagones, restando presión al resto de la maquinaria.

El 594 alcanza los 160 kilómetros por hora, frente a los 120 kilómetros por hora de velocidad máxima del tamagotchi. Son también más confortables que el vetusto D-596 al llevar asientos ergonómicos, un sistema de calefacción con mayor fiabilidad, climatización, lunas tintadas, música ambiental y megafonía. Dispone de mesas más otra abatible en cada asiento y cuenta con espacios para personas con movilidad reducida, propiedades, todas ellas, de las que carecen los tamagotchi. 

Tiene capacidad para 124 viajeros, lo que será muy útil en fines de semana y puentes festivos, cuando se incrementa el número de usuarios y el medio centenar de plazas del tamagotchi se queda escaso.

Visita de Ábalos

Tal y como anunció en Teruel esta semana el presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán, el ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, tiene previsto venir a la capital turolense en los próximos días para hablar de los últimos avances en la tramitación del corredor Cantábrico-Mediterráneo, una de las principales reivindicaciones de la población turolense en materia de infraestructuras que lleva lustros en tramitación.

Es de esperar que Ábalos traiga también una solución a las continuas averías de los tamagotchi, que generan a los viajeros molestos trasbordos en autobús y retrasos, a veces, de casi una hora en la llegada a su destino. Este remedio podría ser una fecha concreta a la llegada de las nuevas unidades de trenes que ha encargado Renfe.

La última tanda de averías de los tamagotchi Teruel-Zaragoza comenzó el pasado 14 de agosto y desde entonces el 8 de septiembre se han producido cinco fallos en este tipo de trenes. Trasbordos por carretera y demoras de hasta 50 minutos son las principales molestias, que han afectado, en total, a un centenar de pasajeros.

Etiquetas
Comentarios