Despliega el menú
Teruel

nacional

Podemos deja el tope salarial e implanta donaciones, del 15 % para ministros

Podemos deja atrás el tope salarial que obligaba a sus cargos públicos a ganar como mucho tres veces el salario mínimo interprofesional.

Juan Manuel del Olmo -izquierda-, Irene Montero, Noelia Vera y Pablo Iglesias, en la noche electoral del 28 de abril de 2018.
Juan Manuel del Olmo -izquierda-, Irene Montero, Noelia Vera y Pablo Iglesias, en la noche electoral del 28 de abril de 2018.
Alberto Paredes/EP

Podemos deja atrás el tope salarial que obligaba a sus cargos públicos a ganar como mucho tres veces el salario mínimo interprofesional (2.850 euros brutos, según los 950 euros fijados en 2020) para establecer otro sistema que permitirá rebasar esa cuantía: los ministros, consejeros autonómicos o concejales de Gobierno donarán en adelante un 15 % de su salario.

Así se desprende del "Protocolo relativo a las donaciones de los cargos públicos de Podemos en todos los niveles de representación pública", adelantado esta semana por "El Confidencial" y al que ha tenido acceso EFE este viernes, que entrará en vigor de manera inminente.

Este sistema emana de lo acordado en mayo en la Tercera Asamblea Ciudadana de Podemos. El partido modula así el principio fundacional de que sus cargos públicos y dirigentes no debían cobrar más que sus representados y apuesta por un modelo de donaciones que garantice la "independencia financiera" del partido y que implique "el menos distanciamiento posible" con la ciudadanía.

Según ese reglamento interno, los dos miembros del Consejo de Gobierno de Podemos, el vicepresidente Pablo Iglesias y la ministra Irene Montero, tendrán que depositar en las cuentas de Podemos un 15 % de sus salarios, que ascienden anualmente a 79.746,24 euros y 74.858,16 euros brutos, respectivamente, según lo dispuesto en el Real Decreto-ley de retribuciones en el sector público, aprobado el pasado 21 de enero.

En el caso de Iglesias, del total de su salario, el secretario general del partido donaría a la formación 11.961 euros (un 15 %) y se quedaría con los 67.785 euros brutos restantes.

Con el anterior sistema (catorce mensualidades tomando como referencia las tres veces los 950 euros del SMI en 2020), los cargos de Podemos ganaban un máximo de 39.900 euros anuales, si bien se establecían excepciones por cargas familiares u otros pluses.

Ello implica que, en el caso concreto del secretario general de Podemos, el nuevo reglamento le permite obtener más ingresos que los fijados por el anterior.

Del nuevo protocolo se desprende que quien más responsabilidad tenga en el partido donará menos porcentaje salarial a la formación, pues se primará la "responsabilidad institucional, orgánica y exposición mediática".

Así, los miembros de un Consejo de Gobierno estatal, autonómico o municipal donarán un 15% del salario. El siguiente rango -secretarías, subsecretarías de Estado, viceconsejerías, direcciones o subdirecciones generales- cederán entre un 15 % y un 35 %, con una horquilla que se modulará en función de la retribución anual.

Los cargos electos en cualquier nivel institucional con dedicación exclusiva donarán entre un 20 % y un 50 % de su sueldo, y quienes menos aporten serán aquellos que estén en cualquier nivel institucional y cobren por debajo de los 40.000 euros brutos anuales, pues en ese caso se destinará al partido un 5%.

Además, los nombramientos con asignación superior a 40.000 euros anuales donarán un 10 %.

No obstante, estas donaciones variarán en función de la responsabilidad y situaciones personales, por ejemplo si se tienen personas dependientes a cargo. En ningún caso la aportación al partido podrá ser inferior al 5 %.

Además, respecto al cobro de dietas, los cargos públicos podrán hacer uso íntegramente hasta un máximo de 60 % de la asignación, pero cualquier cantidad restante se sumará al cómputo total de las donaciones. En el caso del Parlamento Europeo, se establece un 10 % de descuento por desplazamiento y manutención.

El protocolo recoge que "en el ADN de Podemos" está la independencia financiera de los bancos y mantener una política retributiva acorde a los "principios, orígenes y al menor distanciamiento posible" con la ciudadanía a la que el partido representa.

Con este sistema, Podemos aspira a aplicar una política salarial "que intente regirse por la mayor uniformidad y justicia posible, asumiendo que la responsabilidad de cada una de las personas es diferente". En este caso, todas las donaciones irán al partido, que será quien decida cuál es el destino final del dinero. 

Etiquetas
Comentarios