Despliega el menú
Teruel

Teruel

Detectan en la provincia de Teruel un caracol nunca visto en España que daña cultivos

Los expertos solicitan al Gobierno aragonés un plan para impedir que la especie se disperse por otros territorios

Teruel
Así es el Xerolenta obvia o caracol blanco del brezo, encontrado en la localidad turolense de Linares de Mora.
Heraldo

Un equipo de investigadores del Museo Valenciano de Historia Natural de Alginet ha alertado de que una especie de caracol terrestre invasora, la Xerolenta Obvia o caracol blanco del brezo, ha sido detectada por primera vez en España en la localidad turolense de Linares de Mora, con el consiguiente riesgo para la agricultura.

Según señala el director del centro museístico valenciano, Alberto Martínez-Ortí, que junto a otros expertos en la materia ha publicado las conclusiones de su investigación en la revista ‘Journal of Conchology’, de la Sociedad Conquiológica de Gran Bretaña e Irlanda, el caracol blanco del brezo es originario de Europa oriental y balcánica, pero se ha expandido colonizando el resto de Europa y actualmente su presencia está documentada en un total de 30 países. Se conoce por el sur de Europa hasta Francia y, hacia el norte, hasta Suecia y Noruega, pero no había sido visto hasta ahora en España.

Este caracol causa numerosos impactos negativos en la agricultura y está considerado como una plaga. Se alimenta de una amplia gama de plantas, como alfalfa, trébol, lupino, trigo, cebada, árboles frutales y malezas. Tiene dos periodos de reproducción al año, en primavera y otoño, y la puesta está compuesta de entre 17 y 95 huevos. Su esperanza de vida ronda los dos años.

Los investigadores destacan que también es una amenaza para la salud humana, al ser hospedador de hongos patógenos y poder ser ingerido al confundirse con otros caracoles nativos y comestibles, como el caracol pato, el caracolillo o el caracol chico.

Desde el museo valenciano se ha propuesto un plan de control y erradicación al Servicio de Biodiversidad de la Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal del Gobierno aragonés, con el fin de impedir su dispersión por el resto de la provincia de Teruel y provincias cercanas.

En Estados Unidos las pérdidas ocasionadas en la agricultura por este caracol han llevado al intento de erradicar su presencia. En Australia, se paralizó recientemente un desembarco de coches de lujo procedente de Europa al ser detectado este caracol en los vehículos en una inspección a su llegada al puerto de Melbourne.

Etiquetas
Comentarios