Despliega el menú
Teruel

empleo

Una empresa deja Tecnopark de Alcañiz para instalarse en Calanda con planes de duplicar la plantilla

Magma Composites prevé pasar de los 18 empleos actuales a 36 en un año y medio con sus previsiones de ampliación.

El alcalde de Calanda, Alberto Herrero, en el centro, con dos representantes de Magma Composites.
El alcalde de Calanda, Alberto Herrero, en el centro, con dos representantes de Magma Composites.
Heraldo.es

La empresa Magma Composites, radicada en el Parque Tecnológico de Motorland Tecnopark de Alcañiz, se trasladará al polígono industrial Cueva de San José de Calanda, según ha anunciado este lunes el Ayuntamiento calandino a través de un comunicado. La fábrica, dedicada a la fabricación de piezas de fibra de carbono para automoción, usos militares y otros sectores, prevé tener operativa la nueva planta en medio año y contempla la posibilidad de duplicar su plantilla en el próximo año y medio, pasando de los 18 trabajadores actuales a 36.

El Ayuntamiento afirma que el traslado es "una buena noticia" al permitir la ampliación de una empresa que seguirá radicada en el Bajo Aragón. El alcalde, Alberto Herrero, califica de "acierto" la reubicación dadas las condiciones "óptimas" de Calanda para atraer nuevas industrias. Herrero explica que el cambio de ubicación responde a la necesidad de la compañía de ampliar instalaciones para atender proyectos que ahora desecha por falta de capacidad productiva.

El alcalde explica que Magma ha recibido ofertas de pedidos que no podía cubrir pero que espera atender desde su nueva sede en Calanda, donde ocupará un anave de 2.000 metros cuadrados preexistente y dispone de otros 5.000 metros cuadrados para posibles ampliaciones. Entre los clientes de la empresa, figuran firmas automovilísticas como Audi, Mercedes o Seat, pero también el Ministerio de Defensa. Herro señala que en su actual emplazamiento la empresa "no podía crecer" por lo que ha optado por el traslado.

Magma fabrica productos de fibra de carbono y otros materiales compuestos avanzados para sectores altamente tecnológicos. "Sin duda, se trata de una noticia muy positiva para la localidad y también para la Comarca del Bajo Aragón. Más en estos momentos de inestabilidad provocados por la pandemia de la covid-19 y que supondrá la generación de nuevos puestos de trabajo que permitirán fijar y aumentar la población de Calanda" señala el ayuntamiento calandino.

Magma llegó a Alcañiz en el año 2010 y se ubicó en el Parque Tecnológico de Motorland. Su propietario, Francisco Marín, opta ahora por un nuevo emplazamiento, en este caso en Calanda. Lo hará en una ubicación que cuenta con más de 7.000 metros cuadrados y que va a dar la posibilidad, junto con la empresa Darknesstech S.L., también propiedad de la familia Marín-Ferrer, de tener un crecimiento sostenido en el futuro, así como la mejora de los procesos de fabricación y tecnológicos. Además también supondrá la creación de numerosos puestos de trabajo para la comarca hasta doblar la plantilla actual.

Alberto Herrero da la bienvenida a esta empresa a su localidad y muestra su satisfacción por la llegada de estas nuevos proyectos empresariales. Señala que en Calanda “reunimos las condiciones óptimas y necesarias para la implantación de nuevas industrias que generen valor añadido”.

La decisión adoptada por Magma Composites es el resultado, según ha aclarado el máximo responsable del Ayuntamiento bajoaragonés, de las “múltiples y variadas” reuniones mantenidas con su propietario y también con técnicos de esas sociedades. “Hoy podemos decir que la implantación de ambas empresas ha cristalizado”, ha añadido.

En el acto de investidura como alcalde de Calanda, Herrero afirmó que “iba a volcarse con todos aquellos que decidieran invertir y crear puestos de trabajo en nuestro territorio”, actitud que ha quedado demostrada con esta "gran noticia para la localidad". “Es nuestro compromiso favorecer a los empresarios que quieran instalarse en nuestra provincia y generar oportunidades de futuro”, complementó en aquella jornada.

La realidad en este caso, ha añadido el alcalde, es que “no podíamos dejar que una empresa instalada en nuestra provincia decidiera marcharse fuera de ella”, por ese motivo, y en su condición también de diputado y vicepresidente de la Comisión de Industria, Comercio y Turismo del Congreso de los Diputados, ha “amarrado” en la zona una industria que “genera actividad, economía y numerosos puestos de trabajo para la Comarca del Bajo Aragón”.

“Para que hoy podamos dar esa noticia hemos tenido que trabajar de forma consistente desde el Ayuntamiento de Calanda”, ha subrayado Herrero, que también ha querido agradecer “la excelente labor, colaboración y ayuda del investigador-ingeniero, Fernando Blaya” que actualmente ya se encuentra inmerso en el desarrollo de nuevos proyectos tecnológicos que generará un aumento en su gama de productos y, por lo tanto, de su capacidad industrial.

El alcalde de Calanda ha reafirmado su compromiso manifestado en la sesión de investidura de “trabajar, colaborar y ayudar” a todas las empresas turolenses que “quieran ampliar su producción”, como es este caso. Para el edil, los responsables públicos “tenemos que trabajar por y para ellos porque son artífices de la generación de empleo y riqueza en el territorio”.

También ha señalado que las diferentes administraciones públicas, empresarios, sindicatos, CEOE, Cámara de Comercio y Colegio de Ingenieros, entre otros, “tenemos que trabajar y remar en la misma dirección” para “ser capaces de sacar esta provincia adelante”. “Es momento de mostrar con hechos que Teruel es un territorio con mucho futuro”, ha indicado.

Etiquetas
Comentarios