Teruel
Suscríbete por 1€

política

El cierre del único bar hace tambalear el Ayuntamiento de Jabaloyas

Un grupo de vecinos promueve la moción de censura contra el alcalde al cuestionar su gestión y con la clausura del café como detonante.

La gestora del bar, Marisol Tristán, en Los Diezmos.
La gestora del bar, Marisol Tristán, en Los Diezmos.
Laura Uranga

El cierre del único bar de Jabaloyas, Los Diezmos, propiedad de la Fundación para el Desarrollo de la Comunidad de Albarracín, ha desatado una tormenta política en la localidad que amenaza con llevarse por delante al gobierno municipal, con un alcalde del PSOE, Enrique Álvarez. Un grupo de vecinos molestos con la clausura del único café del pueblo ha puesto en marcha una moción de censura para desbancar a Álvarez, al que culpan del que el local baje la persiana por sus roces con la gestora, Marisol Tristán.

El municipio, que se rige por el sistema de concejo abierto al contar con solo 57 empadronados, se gobierna por la asamblea vecinal. Para llevar adelante la censura, tiene que estar avalada por más de la mitad del censo y el promotor de la iniciativa y candidato a la Alcaldía, Óscar Castillo, explica que la petición ha sido entregada en el Ayuntamiento con 31 firmas de apoyo.

Óscar Castillo indica que, aunque el cierre del bar ha sido "el detonante" de la moción de censura, esta tiene raíces más profundas porque, según el líder opositor, el vecindario "ha perdido la confianza" en el alcalde, al que acusa de actuar de forma autoritaria y sin contar con el concejo. Castillo señala que, tras la autentificación de las firmas en el Ayuntamiento, la votación para decidir si Enrique Álvarez sigue o no en la alcaldía se celebrará en 10 días hábiles.

El alcalde se ha mostrado "indignado" con la iniciativa vecinal para desbancarle porque, según afirma, el promotor "está engañando a la gente". Según denuncia, al menos cuatro vecinos firmantes de la censura le han comunicado que no la apoyan. Además. Álvarez acusa a Castillo de "haber dividido al pueblo".

Enrique Álvarez rechaza de plano haber echado a la gestora del bar El Diezmo porque, entre otros motivos, no tiene capacidad para hacerlo ya que el establecimiento es propiedad de la Sociedad de Desarrollo no del Ayuntamiento. Reconoce que la gestora saliente llevaba el negocio "de maravilla" y niega haber intervenido para que abandonara.

Marisol Tristán afimra renunciar la explotación de Los Diezmo tras "soportar la presión del alcalde durante año y medio" por motivos "personales" que dijo no comprender.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión