Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

teruel

Alcañiz redactará el proyecto de Pui Pinos tres años después del derrumbe

El Ayuntamiento encarga la redacción con el objetivo de rediseñar y sanear el inestable cerro además de mejorar las comunicaciones del casco antiguo.

Recreación infográfica del aspecto que tendrá Pui Pinos tras las reformas.
Recreación infográfica del aspecto que tendrá Pui Pinos tras las reformas.
Heraldo

El Ayuntamiento de Alcañiz ha adjudicado la redacción del proyecto de remodelación del cerro Pui Pinos, una actuación que complementará las obras de emergencia que tuvieron que llevarse a cabo después del derrumbe de la ladera que arrasó tres edificios y obligó a desalojar a 58 personas en abril de 2017. El proyecto, además de acometer la restauración paisajística del enclave, definirá cómo será el futuro vial que conectará la Ronda Teruel con el barrio de Santiago y el futuro parquin subterráneo del Cuartelillo.

La redacción del proyecto –que salió a concurso en junio por 122.000 euros– se ha adjudicado al Grupo Aranea, de Alicante. No obstante, todavía no se ha procedido a la firma pública del contrato, puesto que la empresa cuenta con un margen temporal para aportar la documentación necesaria. Tras la entrega de los documentos que faltan, en este caso el aval, se oficializará el encargo, dando inicio a uno de los grandes proyectos de la ciudad en las últimas décadas.

Tras la firma del contrato, la empresa contará con tres meses para poder redactar el proyecto definitivo, que se presentará en el Consejo de Ciudad a todos los vecinos. Posteriormente, se aprobará en pleno. Si todo transcurre según lo esperado, se podría proceder a la licitación de las obras en el primer trimestre de 2021. "Estamos trabajando todo lo deprisa que podemos para que este proyecto, que es muy complejo y tiene muchas fases, sea una realidad lo antes posible", explicó el alcalde, Ignacio Urquizu.

Ocho millones de euros

El primer edil destacó la importancia del cerro, que corona la ciudad y que domina el ‘skyline’ de la capital del Bajo Aragón. El proyecto –que tiene un coste total de ocho millones de euros– se centra en varias cuestiones: la movilidad en el casco histórico con el nuevo vial, el aumento de las plazas de aparcamiento y el atajar los problemas de humedad con la canalización de las aguas. "Es un proyecto muy relevante que resuelve muchas cuestiones", aseguró.

La primera fase abarcaría la reconstrucción del cerro y del sexto torreón y la construcción de la primera parte del vial de acceso al barrio de Santiago. Su coste es de dos millones y medio de euros, que como explicó Urquizu, se financiarán gracias al Fondo de Inversiones de Teruel (FITE). "Ya tenemos prácticamente adjudicado un millón este año y esperamos que el millón y medio venga también del FITE de este año", explicó el primer edil. Esta sería la primera parte de un proyecto "de dos legislaturas", que busca modernizar la ciudad y que tiene previsto incorporar en fases avanzadas la colocación de elementos como un ascensor o un mirador.

"Creemos que va a ser una obra de tal envergadura que, para aquellos a los que le guste la arquitectura y hagan turismo viendo diferentes proyectos, va a ser muy atractivo", aseguró el alcalde.

También coinciden en este punto desde el equipo que ha de redactar el proyecto. "Cuando uno se plantea el cómo puede ser la integración paisajística de los elementos asusta el pensar que una intervención de estas características puede llegar a alterar la imagen del cerro, pero creo que es justo lo contrario. Lo que se hace es la recuperación de ese frente de cantera que tenemos ahora mismo y colocar una gran masa vegetal a través de la que circularán los vehículos y de las personas. Se van a generar una serie de recorridos muy interesantes", precisó el alcañizano José Ángel Gil, arquitecto miembro del equipo redactor.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión