Despliega el menú
Teruel

pandemia

La residencia de Burbáguena suma 11 fallecidos por un brote de la covid-19 tras la muerte de un anciano de 98 años

La víctima padecía numerosas patologías previas.

Residencia de los hermanos de la cruz blanca en Burbaguena en el que se ha dado un brote de Covid 19. Foto Antonio Garcia/bykofoto. 31/07/20 [[[FOTOGRAFOS]]] [[[HA ARCHIVO]]]
Acceso principal a la residencia de Burbáguena.
Antonio Garcia/Bykofoto

El fallecimiento de un anciano de 98 años eleva a 11 las víctimas causadas por un brote de la covid-19 entres los residentes de la Casa Familiar de la Inmaculada de Burbáguena desde finales de julio. El geriátrico, regentado por los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca, contaba con 94 mayores alojados al estallar la oleada de contagios, pero solo quedan allí 44, mientras que 22 están hospitalizados y 15 -14 de ellos libres de la enfermedad- han sido trasladados a la residencia covid de Gea de Albarracín, gestionada por la misma congregación religiosa que se encarga del centro de Burbáguena. 

Desde los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca señalan que el último fallecimiento no se ha debido directamente al coronavirus porque la víctima presentaba "muchas patologías previas", aunque la misma fuente admite que las dolencias se han visto "agravadas por el virus".

La pandemia afecta también a la plantilla, formada por unos cuarenta empleados, de los cuales 19 son positivos a la covid-19, lo que ha obligado a la dirección a buscar trabajadores para cubrir los huecos. Un portavoz de la orden religiosa señala que se han hecho PCR a todos los residentes y los resultados se podrían conocer el próximo lunes. La misma fuente ha añadido que la residencia de Burbáguena esta en "proceso de normalización" aunque siguiendo "las máximas medidas de precaución".

La gestión del la oleada de contagios motivó un amago de denuncia por la vía penal del Gobierno aragonés contra los titulares del establecimiento, un anuncio que luego se matizó y se recondujo a un expedientes administrativo. La Casa Familia de la Inmaculada fue objeto deuna intensa operación de desinfección por los bomberos de la Diputación Provincial el pasado 4 de agosto. En la intervención participaron 11 operarios. El alcalde, Joaquín Peribáñez, ha manifestado su inquietud ante la posibilidad de que cadena de contagios se extienda por la localidad.

Etiquetas
Comentarios