Teruel
Suscríbete por 1€

El hombre encontrado muerto en una piscina familiar de Alcañiz falleció por ahogamiento

Su novio, detenido tras el suceso, tuvo que ser atendido en el hospital por una crisis de ansiedad.

Vista general de Alcañiz
Vista general de Alcañiz
Laura Uranga

El hombre de 39 años que apareció muerto el domingo por la tarde en una piscina de Alcañiz falleció por ahogamiento, según confirma el informe forense. El único detenido por este suceso es el novio del fallecido, J. M. M., de 29 años de edad, quien, previsiblemente, pasará este miércoles a disposición judicial. La jueza del Juzgado número 2 de Alcañiz le tomará declaración y decidirá sobre su situación personal. Este martes, la magistrada aún no había decretado el secreto de actuaciones en las diligencias ya que no había recibido los informes policiales y forenses.

Este lunes por la tarde, J. M. M. fue trasladado al cuartel de la Guardia Civil para testificar ante los agentes de la Policía Judicial que intentan esclarecer los hechos. Sin embargo, el investigado se acogió a su derecho a no declarar y no quiso hablar de lo ocurrido un día antes en el chalet de sus padres, donde los agentes encontraron a su novio muerto en la piscina con signos de estrangulamiento y a él escondido en un armario.

El joven permanece desde el domingo por la noche custodiado en los calabozos de la Policía Local de Alcañiz y ha sufrido problemas de ansiedad que provocaron que este lunes tuviera que ser trasladado al hospital comarcal de la localidad, donde fue atendido por esta patología.

La víctima alertó por teléfono

Los hechos tuvieron lugar el domingo por la tarde-noche en el chalet familiar. La víctima llegó a llamar por teléfono para alertar de la situación antes del fatal desenlace. Un vecino también dio la voz de alarma al 062 sobre las 20.45 y hasta el lugar de los hechos acudieron dos patrullas de la Guardia Civil de Alcañiz y una de la Policía Local.

Los padres del detenido se encontraban en la casa -un chalet de la carretera de Castelserás- en el momento en que llegaron las fuerzas del orden público. Según fuentes de la investigación, el padre tenía restos de sangre originados, supuestamente, por algún golpe de su hijo y la madre se había resguardado en el tejado de la vivienda. Cuando vio a los agentes, el progenitor alertó de que su hijo se encontraba en el interior de la vivienda, aunque no sabía dónde. El joven fue hallado dentro de un armario de su habitación.

La pareja mantenía una relación estable desde hace unos años y residía en Valencia, donde el alcañizano se había trasladado a vivir. El joven, que acarrea denuncias por violencia en el seno familiar, por participar en peleas y conducir sin carné y bajo los efectos del alcohol, se había formado como peluquero y maquillador. Por las fotografías que publicaba en su perfil de Instagram, el alcañizano había pasado el estado de alarma en Alcañiz. El mismo día de los hechos, varias personas vieron a la pareja en las terrazas de los bares de la plaza de España.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión