Despliega el menú
Teruel

urbanismo

La Asociación de Amigos de los Árboles reclama que el PGOU de Teruel integre la Vega y las Arcillas con la ciudad

Acacia dice que hay demasiados obstáculos para llegar a las zonas verdes.

Dos representantes de Acacia junto a uno de los árboles más viejos que se conservan en la ciudad.
Dos representantes de Acacia junto a uno de los árboles más viejos que se conservan en la ciudad.
Heraldo.es

La Asociación de Amigos de los Árboles Acacia de Teruel propone que el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), en las primeras fases de redacción por el Ayuntamiento, mejore la conexión de las dos principales zonas verdes del entorno urbano, la Vega del Turia y las Arcillas, con la propia ciudad. El colectivo vecinal ha presentado una sugerencia para la revisión del PGOU que propone que la ribera fluvial y las Arcillas, dos "paisajes de un potencial increíble", se interconecten entre sí y con el resto del tejido urbano para que no constituyan proyectos aislados sino una "infraestructura verde".

Acacia considera que existen "barreras" que dificultan el disfrute vecinal de la Vega y las Arcillas, como carreteras, el tendido ferroviario y el propio río, que deberían "minimizarse" con pasarelas, puentes u otros medios que faciliten la movilidad. Respecto de la ribera del Turia, que será objeto de un proyecto financiado por el programa europeo Edusi, consideran que debería tenderse a "erradicar" el ailanto, una planta invasora que crece a expensas de la vegetación autóctona. Reclaman que se agilice el centro de interpretación de las Arcillas previsto en el alfar de los Górriz.

La Asociación considera que, como compensación de la ciudad compacta que propugna el avance del PGOU, deberían aprovecharse espacios residuales, como solares vacíos, para generar pequeñas zonas verdes que propicien una distribución equitativa de la vegetación por todos los barrios. Como criterio general de planteamiento, Acacia aboga por buscar una ratio de zonas verdes por habitante más allá de los cinco metros cuadrados de mínimo legal. 

Demanda también la confección de catálogos de zonas verdes y árboles, además de fijar criterios para que en las nuevas urbanizaciones se contemple la conservación de los árboles existentes o su reposición si se eliminan. Acacia sostiene que la preservación y ampliación de la vegetación urbana contribuiría a una ciudad más amable y sostenible.

Etiquetas
Comentarios